PRD obtiene amparo para suspender la eliminación del programa Escuelas de Tiempo Completo en la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de abril, (REDACCIÓN CDMX MAGACÍN).- Este instituto político emprendió una jornada legal en defensa de la educación y de las Escuelas de Tiempo Completo.

La Titular del Juzgado Decimoséptimo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México consideró que, con la desaparición del PETC, se violentan los derechos humanos de la infancia.

La resolución sienta un precedente de gran trascendencia, ya que el Poder Judicial da la razón al PRD al considerar que con la desaparición de las Escuelas de Tiempo Completo se vulneran los derechos fundamentales de las niñas y los niños

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) obtuvo un amparo que otorga la suspensión definitiva para dejar sin efecto la eliminación del Programa de Escuela de Tiempo Completo en la Ciudad de México, fundamentado en el artículo 128 de la Ley de Amparo y en el artículo 291 de la Convención Sobre los Derechos del Niño, sentando un precedente en la defensa de la educación y las escuelas de tiempo completo.

Al respecto, el Presidente Nacional, Jesús Zambrano Grijalva, resaltó que el equipo jurídico de este instituto político promovió el amparo “en defensa de nuestra niñez mexicana, de su seguridad, su nutrición y educación para elevar su calidad en las escuelas públicas y de tiempo completo. Y en defensa de las madres y padres de familia, para que puedan acudir sin temor a sus labores cotidianas. Esto es parte de los principios del PRD y de nuestras banderas”.

Afirmó, que constituye un precedente de trascendencia, ya que el Poder Judicial coincide con el PRD, en que, al hacer a un lado las Escuelas de Tiempo Completo, “se vulneran los derechos fundamentales de las niñas y los niños en materia de educación, salud, desarrollo integral de la familia entre otros”.

En ese sentido, Zambrano Grijalva reiteró que, en este instituto político “aprovecharemos dicho precedente, para plantearlo en el amparo que promovimos a nombre del propio partido, a fin de obtener una resolución de efectos generales, con mayores beneficios para la colectividad, y no quedarnos únicamente con beneficios a particulares”.

El pasado día 18 de abril, la Jueza Celina Angélica Quintero Rico, Titular del Juzgado Decimoséptimo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, concedió la suspensión definitiva en la demanda de Amparo respecto de la desaparición del Programa Escuela de Tiempo Completo, a los padres de familia auspiciados por el PRD, al considerar que se violentan los derechos humanos de la infancia.

La Jueza sustentó su decisión en el artículo 29 numeral 1 de la Convención sobre los Derechos del Niño que establece que el Estado Mexicano debe encaminar la educación de las y los niños para desarrollar su personalidad, sus aptitudes y la capacidad mental y física del niño hasta el máximo de sus posibilidades, para lo cual el Estado Mexicano implementó el Programa Escuelas de Tiempo Completo.

Consideró que, además de trabajar en su plan de estudios, con el Programa Escuelas de Tiempo Completo, “los alumnos recibían enseñanza de una segunda lengua, aprendían el manejo de las tecnologías informáticas, recibían educación física, educación artística y aprendizaje de técnicas de estudio independiente, en apoyo al aprendizaje de las asignaturas y en el tiempo dedicado a las tareas o en la regularización de materias”.

Al tomar esta resolución, estableció que las y los niños a los que la Justicia Federal protege, gozaban de un derecho adquirido derivado del Programa Escuelas de Tiempo Completo.

Este derecho, consideró, se vio mermado ya que la autoridad educativa no implementó acciones que contemplen horas extras para actividades educativas tales como enseñanza de una segunda lengua, manejo de las tecnologías informáticas, educación física, educación artística y aprendizaje de técnicas de estudio independiente; tampoco se prevé un servicio de alimentación para los alumnos, como lo abordaba el Programa de Escuelas de Tiempo Completo.

Por lo que, con fundamento en la Convención sobre los Derechos del Niño y con base en el interés superior del menor, suspendió “los efectos del Acuerdo que desaparece el Programa Escuelas de Tiempo Completo, para que siga gozando de sus beneficios”.


Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.