Denuncia Morena al gobierno local de pretender privatizar el servicio de transporte eléctrico; llama a rescatarlo

0
12

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de noviembre, (CDMX MAGACÍN/CÍRCULO DIGITAL).— MORENA acusó al gobierno de Miguel Ángel Mancera de pretender privatizar el Servicio de Transportes Eléctricos (STE) y alertó que está repitiendo el mismo esquema de quebrantar las finanzas que aplicó el gobierno federal a PEMEX y la CFE.

Durante la Conferencia Técnico Magistral por Un Transporte 100% Sustentable, los diputados Felipe Félix de Cruz Ménez y José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, hablaron del desgaste a que está siendo sometido el STE para después privatizarlo. Sin embargo, advirtieron que MORENA defenderá a ultranza el presupuesto para el Metro y trolebuses, así como a los sindicatos democráticos de este país.

José Alfonso Suárez del Real y Aguilera aseguró que el gobierno de Miguel Ángel Mancera se negó a otorgar los recursos que requería el Sistema de Transporte Colectivo Metro y optó por elevar la tarifa de este transporte. Señaló que como diputado analizó la Cuenta Pública del 2014 y detectó que se pudo haber omitido este aumento.

Dijo que el jefe de Gobierno pudo haber instruido al Secretario de Finanzas para que de los 11 mil millones de pesos del superávit obtenido por el pago del contribuyente cumplido, destinara 2 mil 100 millones para las mejoras que requería el Metro.

Sin embargo, Miguel Ángel Mancera, dijo el legislador, prefirió el desgaste público del incremento, a dar recurso suficiente para defender a esta empresa pública.
Asimismo, urgió a defender lo último que nos queda de empresas públicas, pues “Trump no se va a ir por las ramas como Obama. Trump no es diplomático, es frontal y si no defendemos nuestras empresas vendrá el debacle del pueblo de México”.

Por su parte el dirigente estatal de MORENA, Martí Batres Guadarrama, acusó que el gobierno de la Ciudad de México quiere privatizar el transporte de la capital y por eso no le invierte y lo está matando de inanición.

Calificó como un desastre la movilidad en la Ciudad de México, porque no hay una visión estratégica ni plan maestro; “ni siquiera ocurrencias”. Lo que hay, agregó, son negocios de los funcionarios que subordinan el interés común a sus negocios particulares.

Al defender al Sistema de Transportes Eléctricos, adelantó que MORENA presentará un proyecto alternativo de transporte, porque urge construir un gran sistema que permita el desplazamiento eficaz, rápido, no contaminante y económico.

Se busca hacer un negocio privado pero en la infraestructura construida con dinero de la ciudad, por lo que comparó a los tecnócratas de Miguel Ángel Mancera con los de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto que quebraron a PEMEX para justificar la privatización.

Y así lo hacen, dijo, porque mientras aumenta la asignación presupuestal de la Semovi, la del Servicio de Transportes Eléctricos no ha crecido nada en todo este sexenio, lo que revela la intención de matarlo de inanición.

En tanto, el diputado Felipe Félix de la Cruz Ménez, resaltó que la Ciudad de México se ha convertido en los últimos cuatro años en la entidad más contaminada a nivel nacional, pues es el epicentro de la actividad productiva del país al generar el 15 por ciento del Producto Interno Bruto nacional.

Este gobierno no ha sido capaz de generar políticas públicas para mejorar la movilidad; por el contrario, ha saturado los sistemas de transporte público porque éstos no tienen la capacidad de recibir a los nuevos usuarios que normalmente utilizan otros medios para desplazarse.

Mayor contaminación, menor velocidad e incomodidad son las consecuencias de una política de movilidad que pondera el lucro por encima de la eficiencia, de ahí la necesidad de contar con sistema de transporte público sustentable, popular y económicamente accesible, como el trolebús, agregó.

Acusó que a partir del 2008 el trolebús ha sido abandonado operativamente y asfixiado económicamente, aunque en la actual administración ha sido más castigado con los recortes presupuestales. En 2015 sólo se autorizaron mil 400 millones de pesos para todo el sistema de transportes eléctricos, mientras que para construir una sola línea de metrobús, la línea 6, autorizó mil 226 millones de pesos. Es decir, una sola línea de un sistema de transporte concesionado absorbe casi los mismos recursos que un sistema completo operado por una empresa pública.

El secretario general del sindicato de trabajadores del STE, Benito Bahena, reveló que en México no hay empresas recicladoras de las baterías que utilizan los autobuses eléctricos que pretende comprar el gobierno, lo que aumenta el riesgo de contaminación ambiental severa, sobre todo de los mantos acuíferos.

En contraste, explicó que los trolebuses son un transporte no contaminante comprobado, además de económico, por lo que pidió sensibilidad al gobierno para que invierta en este transporte. Ello, porque además de económico, permitirá impulsar el desarrollo de la industria mexicana que ya los fabrica.

Comments are closed.