Científicos de la UAM desarrollan novedoso secador de polvos

0
36

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de abril, (RADIO NET MÉXICO / CÍRCULO DIGITAL).–Un grupo de científicos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Azcapotzalco, fabricaron un secador de materiales granulares y de polvos, el cual seca hasta 300 kilos de polvo muy refinado en una hora.

El secador consiste en un contenedor de acero inoxidable que con un mecanismo rotatorio genera el calor por medio de gas LP, gas natural o cualquier otro tipo de combustible; además, calienta a más de 40 grados y seca a muy alta velocidad para evitar la pérdida de los polvos.

El desarrollo se le considera perfecto para cualquier tipo de polvos como sulfatos, nitratos, ácidos orgánicos o cristales, materiales granulares (azúcar o sal de mar); también, usa muy poca energía y no necesita de un sistema para recuperar los polvos secos.

Los encargados del proyecto son la profesora del Departamento de Ciencias Básicas Violeta Mugica Álvarez, y el profesor del Departamento de Energía, José de Jesús Figueroa Lara, de la UAM-A.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Mugica Álvarez destacó que otra novedad del desarrollo es que no genera contaminación y tampoco hay pérdida de materiales, comparado con los polvos químicos que se someten a secado son contaminantes y que son peligrosos.

La profesora mencionó que el secador también ofrece seguridad en el trabajo, ya que evita el riesgo de explosión en la industria química, agroalimentaria, farmacéutica, cosmética, artesanal y de construcción, entre otras, donde hay polvos termolábiles que por la acción del calor pueden alterarse.

Algunos de estos polvos termolábiles, inclusive, no toleran los 50 grados, como el de la penicilina, harinas, azúcar, que ante dichas temperaturas pueden incendiarse o descomponerse.

“La mayoría de los polvos se pegan y al calentarse pueden inflamarse. Sin embargo, el movimiento giratorio a alta velocidad de este secador separa las acumulaciones o apelmazamientos que se hayan formado sin superar los 40 grados, así evita la dilapidación de las sustancias y destrucción del equipo por posible incendio”, resaltó la académica.

Comments are closed.