Avalan diputados reformas para prohibir importación de marfil y reforzar protección de tiburón

0
31

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de abril, (RADIO NET MÉXICO / CÍRCULO DIGITAL).–La Cámara de Diputados aprobó tres dictámenes de minutas enviadas por el Senado en materia de protección al medio ambiente y la vida silvestre. El primero, reforma los artículos  53, 54, 55, 122 y 127 de la Ley General de Vida Silvestre a fin de establecer la prohibición de la importación, exportación y reexportación de marfil, así como su comercialización ilegal. Fue avalado por unanimidad con 297 votos.

Menciona que no se tiene conocimiento de que en México exista el tráfico ilegal de marfil ni que se reexporte; sin embargo, entre 2010 y 2014 se importó 1 tonelada 590 kilogramos del producto bajo el rubro de polvo y desperdicios, con valor de 65 mil 412 dólares estadounidenses, procedente de nueve países involucrados en el tráfico ilegal.

El segundo dictamen adiciona un segundo párrafo al artículo 60 bis 1, de la Ley General de Vida Silvestre, para reforzar la protección del tiburón, fue aprobado con 386 votos a favor y nueve abstenciones.

La reforma prohíbe el aprovechamiento extractivo con fines de subsistencia o comercial de las especies de tiburón blanco, tiburón ballena, peregrino, pez sierra peine y pez sierra de estero. Precisa que sólo se podrá autorizar la captura para actividades de restauración, repoblamiento y reintroducción de dichas especies en su hábitat natural.

El tercer dictamen reforma el párrafo primero del artículo 39 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, fue avalado por unanimidad con 397 votos. La enmienda prevé incorporar en el nivel educativo básico, temas de desarrollo sostenible, la prevención al cambio climático, valoración y protección del ambiente.

Al fundamentar los dictámenes, la diputada Lucía Arzaluz Alonso (PVEM), secretaria de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, coincidió con la preocupación de prohibir la comercialización del marfil, su importación, exportación y reexportación, ya que son actividades que atentan contra la conservación de la diversidad biológica

Sobre la reforma al artículo 60 Bis 1 de la Ley General de Vida Silvestre para la protección del tiburón, indicó que la problemática surge porque en nuestro país no existen programas de manejo pesquero ni reglamentos que controlen o evalúen las capturas comerciales del tiburón.

En la actualidad, esta práctica ha sido reemplazada por la conocida pesquería de aletas, en la que se cazan tiburones sin importar la especie y se exportan a países orientales, donde su consumo es una tradición.

Respecto al tercer dictamen, refirió que la reforma parte de una recomendación de la Cumbre de Estocolmo sobre el medio humano, celebrada en 1972, donde se estableció la conveniencia de crear un programa educativo internacional de enseñanza, relativo al medio ambiente.

Al fijar los posicionamientos, la diputada Norma Edith Martínez Guzmán (PES) lamentó que para 2014, en África existieran sólo 561 mil elefantes, cuando a principios del siglo XX su población era de entre 5 y 10 millones. Caso similar, dijo, es el de los tiburones, cuya depredación se incrementó en 400 por ciento durante los últimos 50 años, tan sólo en Latinoamérica.

Calificó de vergonzoso que la ignorancia y corrupción pongan en riesgo la vida de seres vivos, llevándolos al borde de la extinción.

Por Nueva Alianza, el diputado Francisco Javier Pinto Torres comentó que su bancada iría en contra de las modificaciones legales para proteger al elefante y a las especies de tiburón, bajo el argumento de que es “una parcialidad sin fundamento técnico y metodológico para brindar una protección a una especie y a otras no”.

Refirió que existe la norma 059 de la Semarnat, la cual permite presentar ante la instancia federal propuestas de inclusión, exclusión o cambio de categoría de especies en peligro de extinción. De prosperar la reforma, dijo, también deberían incluirse animales como la rana monroe, el jaguar, la salamandra negra, el pato real, el tlaconete o el colibrí verde, entre otros.

De Movimiento Ciudadano, Angie Dennisse Hauffen Torres afirmó que no basta con endurecer y aplicar estrictamente las leyes y los reglamentos, sino que es fundamental crear generaciones de mexicanos comprometidos con la preservación del planeta y garantizar la supervivencia de la especie.

Adelantó que su grupo parlamentario propondrá estipular en las leyes la protección a la mariposa monarca, que habita en gran parte del estado de México y el bosque Los Colomos, en Jalisco.

En el mismo sentido, la diputada de Movimiento Regeneración Nacional, María Chávez García, sostuvo que la educación es un elemento indispensable para superar los retos que enfrentan el país y la sociedad

“Veamos a la educación ambiental como estratégica para el desarrollo sustentable, así como la mitigación y adaptación del cambio climático. Son tópicos de mayor relevancia por los efectos que conllevan para la vida, incluyendo la de los humanos”, enfatizó.

Cesáreo Jorge Márquez Alvarado (PVEM) consideró que el elefante es el máximo símbolo de las especies amenazadas: “tan solo en 2013 fueron cazados ilegalmente 20 mil ejemplares para extraerles sus colmillos y comercializar su marfil (actividad que reditúa 10 mil millones de dólares al año) bajo la creencia de supuestas propiedades medicinales o simplemente por mostrar poder y riqueza”.

En consecuencia, nuestro país tiene el deber de armonizar su legislación a efecto de que se prohíba la exportación de marfil en cualquiera de sus tipos y derivados cuando no cumplan con los tratados internacional de los cuales México es parte.

Del PRD, el diputado Elio Bocanegra Ruíz advirtió que la tasa de extinción de plantas y animales por intervención humana, es 100 mil veces más alta que la tasa de extinción natural. Esto ha derivado que 22 mil 784 especies vegetales y animales estuvieran en riesgo de desaparecer en 2015.

Manifestó su intención de voto a favor de éstas enmiendas para incluir la educación ambiental en las escuelas, ya que conceptos clave como desarrollo sustentable, mitigación, adaptación y reducción de la vulnerabilidad ante el cambio climático y la protección del ambiente son relevantes en el proceso educativo de los jóvenes mexicanos.

René Mandujano Tinajero, del PAN, señaló que los temas medioambientales no son una moda. “Las nuevas generaciones deben asumirlas como asuntos de urgencia, ya que los efectos de la contaminación del agua, aire y suelos, la deforestación, la falta de una cultura de reciclaje propician la degradación de nuestros recursos naturales y que se agoten de forma definitiva”.

El país requiere una educación que considere, dentro de sus principios, el desarrollo sustentable, las buenas prácticas de consumo; que permita la convivencia de un mundo con recursos limitados y producción responsable.

Andrés Aguirre Romero, del PRI, indicó que establecer penas al comercio ilegal del marfil, ampliar las facultades de las autoridades en materia ambiental para incorporar en los diversos ciclos educativos programas de concientización ante el cambio climático, así como promover una protección más eficaz de los tiburones, son pautas necesarias y urgentes en pro de la vida silvestre y del medio ambiente.

Señaló que su grupo parlamentario pugna por un México garante del medio ambiente, que mantenga un estricto control y regulación del impacto ambiental de las actividades productivas y un desarrollo urbano que permita a las ciudades crecer de forma ordenada y sustentable.

Los tres dictámenes se enviaron al Ejecutivo para su trámite constitucional.

Al término de la discusión, el presidente de la Cámara de Diputados declaró concluida la sesión de hoy y citó para la que tendrá lugar el próximo martes 19 de abril.

 

Comments are closed.