Asambleísta propone censo para identificar a niños que trabajan

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de octubre, (POLITIQUERÍAS / CÍRCULO DIGITAL).- La presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Elizabeth Mateos Hernández, consideró necesario elaborar un censo que permita ubicar a las y los niños que trabajan.

Precisó que el censo tiene como propósito construir un mejor futuro para esos niños, pues el trabajo infantil tiene sus raíces en la pobreza y falta de oportunidades que impide asegurar la asistencia de los menores de edad a la escuela, señaló la asambleísta del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

“La educación es pieza clave para prevenir el trabajo infantil, por lo cual es necesario identificar a las niñas o niños que trabajan en lugar de ir a la escuela en la Ciudad de México”, expresó.

Refirió que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2013 en la Ciudad de México existían casi 62 mil 250 niños que trabajaban en las calles, la Central de Abasto, centros comerciales y en el Metro.

En tanto, abundó, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social estima que 85 mil niñas y niños realizan alguna actividad laboral en la capital del país, de los cuales 38 mil no asisten a la escuela.

En el marco del Día Mundial de Acción para la Supervivencia Infantil, que se conmemora este 23 de octubre, dijo que la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Desarrollo Social capitalinas, deben detectar a las niñas, niños y adolescentes en edad escolar que trabajan para que se conozca el motivo por el cual se encuentran en esta situación.

Con ello, indicó, se capacitaría a sus padres y se les ofrecería apoyo para que los envíen a la escuela, ya que muchas veces no pueden cumplir esta obligación por falta de ingresos.

Asimismo, consideró, de ser posible se canalice a los padres que así lo requieran a la Secretaría del Trabajo local para que los apoyen a encontrar un empleo que les permita garantizar la educación de sus hijas e hijos.

Indicó que la Secretaría de Educación de la capital del país debe garantizar un espacio a las niñas y los niños que se encuentran en esta situación y dar seguimiento especial en caso de inasistencia o incumplimiento de tareas.

Recordó que el trabajo infantil constituye una violación de los derechos de la niñez, impide su sano crecimiento y trunca su desarrollo, por lo que de acuerdo con la Convención sobre los Derechos del Niño y otros tratados internacionales, todos deben ser protegidos contra cualquier daño.

Además, añadió, el Convenio número 138 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece que la edad mínima para trabajar no será inferior a la que cesa la obligación escolar.