Asamblea Legislativa aprueba Ley Bebé Seguro CDMX

0
64

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de octubre, (VIBRACIONES CAPITAL/CÍRCULO DIGITAL).— Los menores de cero a 12 meses tendrán garantizado un apoyo económico, dirigido a abonar en adecuada su alimentación, nutrición, salud e higiene, luego de la aprobación de la Ley “Bebé Seguro CDMX” en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, aseguró la diputada Elena Segura Trejo, promovente de dicha iniciativa.

La legisladora local agradeció la labor encabezada por las presidentas de las Comisiones de Salud y Asistencia Social y de Atención a Grupos Vulnerables, Nora Arias Contreras y Elizabeth Mateos Hernández, respectivamente, para la dictaminación y aprobación de este iniciativa, a través de la cual se convierte en ley, el Programa Bebé Seguro habilitado por el Jefe de Gobierno en diciembre de 2015.

Así, la estrategia contempla la distribución de una tarjeta (vale electrónico) con efectivo disponible, para que las niñas y niños menores 12 meses de edad cuenten con una seguridad alimentaria, de forma mensual. Al respecto, la ley aprobada especifica que el recurso entregado a cada beneficiario, mismo que no podrá ser inferior a 5.5 unidades de cuenta (394.24 pesos), deberá destinarse, exclusivamente, a la adquisición de alimentos, medicamentos o enseres indispensables para el adecuado desarrollo integral de los infantes.

La aplicación de esta ley, apuntó Segura Trejo, estará a cargo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Distrito Federal, quien definirá los mecanismos de acceso a los recién nacidos a través de la madre, padre o tutor, en términos de lo establecido en la presente Ley y su Reglamento.

Asimismo, el artículo 9 prevé que “el apoyo económico será entregado a la madre, padre y/o responsable, previo cumplimiento de los siguientes requisitos: I. Que la niña o niño haya nacido y resida en la Ciudad de México; II. Tener menos de doce meses de nacido; III. Ubicarse en colonias de muy bajo, bajo y medio índice de desarrollo social; IV: Que su condición social estructural impida el acceso adecuado a la seguridad alimentaria para el recién nacido”.

“La primera infancia representa una etapa decisiva en el desarrollo de las capacidades físicas, intelectuales y emotivas de cada niña y niño, porque es el periodo más vulnerable del crecimiento”, afirmó la legisladora local. De ahí la importancia de dar cuerpo legal a una estrategia integral del gobierno de la Ciudad de México, que se enfoca en el aseguramiento alimentario del binomio madre-hijo, así como a garantizar el derecho a la alimentación, la nutrición y, por ende, a la salud.

Apuntó que, de acuerdo con la Encuesta Intercensal del INEGI 2015, en la Ciudad de México, la población total de niñas y niños menores de 12 meses es de 102 mil 502. En tanto, un millón 031 mil 502 habitantes de la Ciudad de México presentan carencia por acceso a la alimentación, de los cuales, 20 mil 780 son infantes de 0 a 1 año de edad. Es decir, el 2% de la población total en este rubro, vive en condiciones de inseguridad alimentaria severa y moderada, definidas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

En su oportunidad, una representante de Unicef México explicó que acciones como ésta privilegian el buen comienzo en la vida de los bebés, su nutrición, y los preparan para aprender y crecer adecuadamente. Incluso, la funcionaria llamó a otros estados del país para replicar ejercicios como “Cunas CDMX” y “BEBÉ SEGURO CDMX”, por la importancia que representa incidir en el adecuado desarrollo de la infancia en el país.

En este marco, la legisladora local destacó la importancia de convertir en ley programas, que han demostrado un beneficio palpable en la comunidad, pues, por un lado, se asegura que la entrega de apoyos no esté sujeta a probables reducciones presupuestales, debido a circunstancias políticas o situaciones económicas ajenas a sus metas y objetivos; y, por otro, se posibilita que la cobertura sea paulatinamente mayor. Todo ello, no sólo a favor de la nutrición y desarrollo del menor, sino de la economía familiar.

Finalmente, la diputada Elena Edith Segura Trejo dijo que la supervisión, control y seguimiento de los alcances y objetivos de la ley estarán a cargo de cualquier órgano fiscalizador que, en atribución de la Ley y mediante los mecanismos y procesos establecidos, así lo programe y ejecute en uso de sus facultades.

Comments are closed.