Amalia García y Corichi disponen de 11 mil millones de Presupuesto en SEDATU

Tan cercano sigue siendo Fajardo a Claudia Corichi, que recientemente ella le organizó un festejo de cumpleaños.

Desde la posición que ocupa Claudia Corichi en la ASF, por el pago de un favor político y económico de David Colmenares, podría proteger a su amigo Fajardo.

 

ALEJANDRO LELO DE LARREA / SEGUNDA DE 2 PARTES


CIUDAD DE MÉXICO, 13 de octubre (MENSAJE POLÍTICO / CDMX MAGACÍN).—El flamante subsecretario de Desarrollo Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano no puede ocultar su pertenencia al grupo político de la ex gobernadora de Zacatecas, Amalia García Medina y de su hija Claudia Corichi García, ambas consideradas como “traidoras” por parte del hoy presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tan cercano sigue siendo Fajardo a Claudia Corichi, que recientemente ella le organizó un festejo de cumpleaños, así como también celebraron su nombramiento como Subsecretario, el pasado 17 de septiembre.

En su cuenta de Facebook, Corichi posteó con una fotografía: “Hoy es cumpleaños de mi querido amigo Daniel Fajardo! Y las felicitaciones van por partida doble: primero que nada porque celebramos su natalicio y que venga uno lo más lleno de salud y amor. La segunda porque su capacidad sigue siendo reconocida y aprovechada en su reciente nombramiento a nivel federal como Subsecretario de SEDATU. Querido Daniel, muchos años más de festejos juntos! Que viva la vida! Los queremos mucho y nos sentimos orgullosos de su plenitud”.

En la imagen posteada aparece otra de las grandes amigas de Corichi, Iulisca Bautista, por cierto esposa de Daniel Fajardo.

Pues ahora Amalia García y Claudia Corichi tienen bajo su control, vía Daniel Fajardo, un presupuesto no ejercido todavía este año de más de 3 mil millones de pesos para subsidios (esos que son muy fáciles de erogar y no requieren mayor comprobación más que haberlos entregado).

Y para 2021 todavía más: 8 mil 189 millones de pesos. Casi todo, para los Programas de Mejoramiento Urbano, de la Unidad de Apoyo a Programas de Infraestructura y Espacios Públicos.

Esos más de 8 mil millones de pesos representan el 49.36% del presupuesto total que se está solicitando para la SEDATU en 2021.

 

 

El cobijo de Corichi en la ASF

Este flamante Subsecretario va a seguir su gestión al amparo de Corichi, quien como Titular de la Unidad de Enlace Legislativo y Relaciones Institucionales de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) puede ayudar a cobijar eventuales irregularidades.

Y es que, Corichi es amiga del titular de la ASFDavid Colmenares Páramo, quien por cierto fue asesor del gobierno de Amalia García en Zacatecas, por lo que para muchos el que haya contratado a la hija de la exgobernadora es un pago de favores políticos y económicos.

Fajardo tiene antecedentes negativos en su paso por los Gobiernos de Zacatecas, por supuesto con Amalia García, y de la Ciudad de México, también subordinado de ella.

No queda claro si lo colocaron en esa posición porque desconocen su pasado y su pertenencia a un grupo político tachado como traidor por el presidente, o porque precisamente es lo que necesitan: alguien que sepa mapachear en elecciones, como lo acusaron que lo hizo cuando laboró en los Gobiernos de Zacatecas y de la Ciudad de México.

O quizá lo designaron porque sabe hacer jugosos negocios, cómo adquirir cientos de hectáreas de terrenos ejidales comunales a muy bajos precios, en zonas aledañas a donde se construirán magnas obras, como lo hizo en el fraudulento proyecto zacatecano de “Ciudad Gobierno”.

Fue un jugoso negocio, porque Fajardo contaba con información privilegiada de la magna obra que se haría, por lo que pudo adquirir terrenos muy baratos, que ganaron rápidamente gran plusvalía. La mayor parte de los nuevos propietarios de esas tierras eran familiares de la Gobernadora, y amigas y amigos de Claudia Corichi, como el propio Fajardo.

Actualmente realiza esa misma labor de convencer a ejidatarios de vender sus tierras, sólo que en los magnos proyectos del actual Gobierno de la autodenominada “4T”.

El mismo Fajardo lo confirma en su currículum: “De diciembre de 2018 a la fecha se desempeñó como coordinador general de Desarrollo Metropolitano y Movilidad, donde se encargó de coordinar el proceso de adquisición de terrenos para el Proyecto Aeroportuario Felipe Ángeles (AIFA) en Santa Lucía…”

Además, dice, “fungió como enlace de apoyo de la SEDATU con el proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y ha participado en la coordinación de los trabajos para la puesta a disposición de mil doscientos terrenos ejidales y comunales para las sucursales de Banco del Bienestar”.

Es decir: lo suyo es el bisne con los terrenos ejidales y comunales, al amparo de un cargo en el sector público.

 

 

Miente hasta en su domicilio

Fajardo no dejó credibilidad en Zacatecas cuando fue titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario y secretario técnico (hacía funciones de particular) del Gabinete. Lo mismo en su paso por la Dirección General de Empleo y Capacitación de la CDMX, con Amalia García como su jefa. Fueron señalados por utilizar las becas de desempleo con fines político-electorales.

Fajardo dice mentiras hasta para su domicilio. En su declaración patrimonial afirma que vive en la zona de la Demarcación Territorial Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México. Pero quienes lo conocen saben que en realidad habita al sur de la Ciudad, pues su esposa trabaja en el INE. Y esos mismos recuerdan que solía presumir a su caballo pura sangre en Zacatecas, llamado “Trueno”, el cual nunca se supo ¡quen pompó!

 

Presupuesto electorero

Expertos consultados por este reportero encontraron diversas inconsistencias y trucos en el Presupuesto de la SEDATU, en particular en el Capítulo 4000, “Transferencias, Asignaciones, Subsidios y Otras Ayudas”, para la “ID_UR” intitulada “510 Unidad de Apoyo a Programas de Infraestructura y Espacios Públicos”. Esto corresponde al Programa Presupuestario “S273”, que se llama “Programa de Mejoramiento Urbano”, de la Partida 43101, “Subsidios a la Producción”.

La primera inconsistencia es que en la referida Partida, este 2020 se les autorizó un Presupuesto de mil 923 millones 232 mil 107 pesos. Lo extraño es que, a pesar de que hasta el segundo trimestre del año apenas habían ejercido poco más de 389 millones (la quinta parte), les fue otorgada una ampliación presupuestaria por 2 mil 989 millones 020 mil 793.23 pesos. Con ello, el total de presupuesto para este 2020 es de 4 mil 912 millones 252 mil 904 pesos.En total, más de 11 mil millones de pesos por ejercer.

Los expertos consultados explicaron que el poco ejercicio presupuestario este año, combinado con la ampliación de recursos podría tener fines electorales, para 2021. De acuerdo con su experiencia, en este caso la SEDATU podría hacer contratos con empresas para pagarles obras y destinar subsidios este año, pero que en realidad las ejecuten en 2021, incluso cerca del proceso electoral a celebrarse el 6 de junio.

Otro aspecto que les causa extrañeza porque también podría tener fines electoreros, es que para 2021 la SEDATU solicitó, tan sólo para el Programa de Mejoramiento Urbano, 8 mil 189 millones 850 mil pesos. Es decir, un incremento de más de 3 mil millones de pesos respecto de lo autorizado para 2020, incluida ya la ampliación presupuestaria.

Lo más extraño es que este Capítulo 4000 corresponde la partida 43101, intitulada “Subsidios a la Producción”, y por la forma en que se aprobó pueden ejercer los recurso de forma totalmente discrecional.

Ello, porque se estableció que la entidad federativa es “No distribuible geográficamente”, por lo que incluso podrían orientar el dinero para apuntalar a los candidatos del Gobierno en entidades, distritos y municipios que les convengan.

Este modelo de “No distribuible geográficamente”, lo utilizan para primero definir el Presupuesto, luego las reglas de operación de los programas y hasta el final empiezan a repartir los recursos de manera discrecional, ya con la formalización de los subsidios

En resumen, desde 2020 hay un aumento presupuestario importante en un solo programa de la SEDATU: el Mejoramiento Urbano. El incremento para 2021 es mayor y son subsidios, para los cuales sólo se requiere como evidencia que se haya entregado el recurso. O sea, la firma de una persona como que recibió el dinero es suficiente.

 

 

Otro Daniel: diezmos hasta del 30%

El principal operador del ejercicio presupuestario de la Subsecretaría a cargo de Daniel Fajardo es su tocayo, Daniel Escotto Sánchez, titular de la Unidad de Proyectos Estratégicos para el Desarrollo Urbano de la SEDATU.

El pasado 21 de septiembre, en este mismo espacio, difundimos una historia de Daniel Escotto, a quien diversas fuentes de información le atribuyen controlar una red de presunta corrupción que opera desde la SEDATU.

Daniel Escotto maneja esa red a través de un prestanombres que aparece como el propietario de la empresa Servicios Integrados RUBE S.A. DE C.V., compañía favorita de SEDATU para supervisar las obras.

RUBE, como se le conoce coloquialmente en la SEDATU, controla el 75% de los contratos de supervisión de obras y a proveedores que otorga la dependencia, además de que ninguna empresa de gerencias supervisoras de obra puede ser contratada por la dependencia federal sin estar bendecida por Fernando Sánchez y Daniel Escotto, a través de la citada empresa de servicios integrados.

Pero más allá de esto que los constructores consultados consideran como una irregularidad, hay otra mayor: aseveran que esa empresa les exige desde el 10 y hasta el 30% de diezmo (comisión), a cambio de autorizarles la entrega de alguna construcción y el pago para la liquidación de la misma, o de alguna otra adquisición de la dependencia.

Así la ambición de Amalia, Corichi y Fajardo. A tal grado, que Román Meyer Falcón debería ir cuidándose las espaldas, porque sin duda que el siguiente paso es ir por la titularidad de la SEDATU.

Al tiempo.


Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *