Proponen exentar pago de IVA e ISR a restaurantes ante la emergencia

Ciudad de México, 10 Agosto (CDMX MAGACÍN).-Con el fin de auxiliar a los establecimientos del sector restaurantero, ante la crisis económica derivada de la pandemia por Covid-19, la diputada Mónica Almeida López presentó una proposición con punto de acuerdo, para exhortar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y al del Servicio de Administración Tributaria, a que exenten del pago del impuesto al valor agregado (IVA), y el impuesto sobre la renta (ISR), durante los meses de agosto a diciembre del 2020, a quienes presten servicios de alimentos preparados.

La legisladora del Grupo Parlamentario del PRD, aseguró que con esta acción se estará apoyando a los miles de trabajadores que dependen de esta rama, es decir, “se creara una acción en cadena en beneficio de las familias mexicanas”.

La promovente señaló que, debido a las restricciones sanitarias que ha impuesto el gobierno Federal para evitar la propagación de la Covid-19, han provocado el cierre de restaurantes, cafeterías, pastelerías y bares.

De acuerdo a datos de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (CANIRAC), entre el 20 y 25 por ciento de los restaurantes están por cerrar sus puertas, definitivamente, por el impacto de la crisis económica a causa de la pandemia.

Este mismo organismo ha informado que el confinamiento por la pandemia, así como la falta de apoyos gubernamentales provoco el cierre de 90 mil restaurantes en todo el país, los cuales en su mayoría eran micro, pequeños y medianos negocios. Cuando cerraron sus puertas dejaron sin trabajo a un aproximado de 300 mil personas, puntualizan.

Para enfrentar la reapertura de restaurantes, la CANIRAC propuso un conjunto de medidas y actuaciones, con lo cual identifican las necesidades esenciales a cubrir para preservar la seguridad de sus comensales, de tal forma que prevalezcan las buenas prácticas de higiene que deben observarse en el proceso de elaboración de alimentos, bebidas, y sus materias primas a fin de evitar su contaminación.

La diputada del PRD dijo que para lograr una apertura segura de los establecimientos, los comerciantes han tenido que realizar una serie de gastos adicionales, los cuales llegan, en un

momento, donde las ventas están estancadas. Los costos de los insumos para realizar estas actividades oscilan entre mil 500 y cinco mil pesos mensuales para un negocio pequeño, para un negocio grande el gasto se duplica, detalló.

Almeida López consideró necesario instituir medidas que apuntalen la economía de esta gran industria con la finalidad de lograr una pronta recuperación y que las mesas de estos establecimientos estén de nueva cuenta llenas de comensales.

Exhortó al Ejecutivo Federal, quien tiene facultad expresa para condonar o eximir el pago de contribuciones ante situaciones extraordinarias como las que hoy se presentan a causa de la pandemia del Covid-19, a que considere exentar del pago a dicha industria.

La proposición con punto de acuerdo, fue turnada directamente a la Tercera Comisión de la Permanente del Congreso.


Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *