Ni tregua ni renuncia en Caso Iguala, sentencia Peña Nieto

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de septiembre, (AGENCIAS / CÍRCULO DIGITAL).- Ni tregua ni renuncia, respondió el presidente Enrique Peña Nieto al activismo derechohumanista que ha pedido su renuncia voluntaria a lo largo de cuatro años por la crisis en la materia del país.

En graves casos como Tlatlaya, Iguala, Apatzingán o Tanhuato, el Estado ha sido señalado como responsable de las violaciones a los derechos humanos por la manera en que se han registrado y documentado estos acontecimientos que han golpeado directamente al Gobierno federal.

A 2 años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, hay contradicciones en las versiones de la llamada verdad histórica entre el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), la Procuraduría General de la República (PGR) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

El Presidente de la República aseguró que la investigación de este caso ha sido como ninguna otra y a quienes se ocupan de exacerbar con un “renuncia Peña”, en cada manifestación contra el Estado, objetó que en materia de Derechos Humanos el país ha tenido un avance notable.

“Si medimos cuáles y cuántas son las recomendaciones de la CNDH, a qué dependencias han sido dirigidas en los últimos cuatro años, ha habido un avance notable y significativo”, aseveró en una entrevista desde Los Pinos.

Aunque admitió que todavía se tienen “incidentes” que han afectado a los derechos humanos, señaló que su gobierno ha tomado la decisión de aceptar todas las recomendaciones para revisarlas, responderlas y actuar conforme a derecho contra aquellos excesos que se hayan cometido de alguna institución del Estado mexicano.

En el marco del segundo aniversario de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, Peña Nieto replicó días previos que hoy en día las instituciones del Estado: Ejército, Marina y Policía Federal están adoptando nuevos protocolos y formas de actuación, precisamente para actuar en consecuencia y con respeto pleno a los derechos humanos.

Sin embargo, estos episodios han sido recurrentes en el país, como el conflicto ocurrido el 19 de junio de este año en Nochixtlán, Oaxaca, que cobró la vida de ocho personas y dejó más de un centenar de heridos.

En este tema de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), la percepción de los mexicanos se divide; mientras una parte se queja de que el Gobierno no ha tenido la firmeza para imponer la ley, el Primer Mandatario defendió su Reforma Educativa y el modelo rescatado de las manos de los líderes sindicales.

Para el primer mandatario estos no son temas de tregua ni de pedir confianza a los mexicanos por las circunstancias que lo han desacreditado en su sexenio, pues subrayó que actúa con responsabilidad y se mantiene firme en la convicción de lo que está haciendo en favor de México.

“Pongo por delante los logros y los resultados, los quieran ver o no; pero esos son avances y son resultados, y el país seguirá avanzando en esta ruta”; refutó

Peña Nieto para aquellos que, según él, no cuentan las cosas buenas de su gobierno, pero que son muchas y cuentan mucho.