Pide Zambrano menos recortes y un salario mínimo justo

Ciudad de México, 24 Septiembre (Mensaje Político/CÍRCULO DIGITAL).- El Vicecoordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, exigió al gobierno Federal, diga a los trabajadores hasta cuándo tendrán que “apretarse el cinturón” ante las políticas de austeridad que se vienen aplicando y, a la par, aclare los avances sobre el incremento del salario mínimo que, desde junio pasado, tiene pendiente por anunciar.

El Legislador federal también recordó que está pendiente en la Cámara de Diputados, la propuesta formal sobre la que ha trabajado el Consejo Técnico encargado de regular y dirigir el análisis de las iniciativas en materia de salario mínimo (que encabeza el Partido Revolucionario Institucional) una vez cumplido el plazo que se dieron para presentar una propuesta formal este septiembre.

Zambrano Grijalva enfatizó que la mala conducción de la economía del país por este gobierno, ha llevado incluso, a que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) intervenga para señalar la necesidad de incrementar el “minisalario” puesto que más de tres millones de compatriotas sobreviven con 73 pesos o menos diariamente, y casi todos están en la informalidad, sin contar con prestaciones o el reconocimiento de “empleados”.

“A decir de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, si el monto de los ingresos mínimos no asegura las satisfacciones para vivir dignamente y cubrir las necesidades materiales, sociales, culturales y educativas de las y los mexicanos, obstruye la realización de otros derechos”, recordó.

El salario mínimo -sostuvo el diputado federal- es reconocido en el artículo 123 de la Constitución y la normatividad secundaria a través de los cuales se refuerza la garantía de un mínimo vital para la población; pero nuestra ley no está siendo acatada por el gobierno Federal que ha dejado de actuar con responsabilidad en el panorama económico, particularmente en lo que se refiere al uso de los recursos para invertirlos correctamente y destinarlos a áreas productivas como infraestructura, el campo, en la administración de las paraestatales, y en que no se están generando empleos dignos y de calidad para elevar los niveles de vida de las familias mexicanas, fustigó.

“Sin embargo, seguimos con políticas de austeridad que, no conforme con afectar directamente al bienestar de la gente ¡ahora resulta que estamos más endeudados! ¡Unos la hacen y otros la pagan! porque el crecimiento de la deuda ha llegado a casi el doble en lo que va esta administración. Ahora, cada mexicano que nace, debe alrededor de 85 mil pesos cuando -antes de iniciar este gobierno- debía 50 mil. Eso es lo preocupante, que estamos ante una situación en la que dicen: Hay que seguir con la misma política porque vamos bien, cuando vemos que el país va de mal en peor. Es lo preocupante”, resaltó.

Zambrano Grijalva planteó que sólo con una alternancia política (ya sea por un partido o una coalición de partidos diferente a la actual) se podría reorientar el rumbo del país. De entrada, enfatizó que el gobierno Federal tiene ante sí la oportunidad de revertir las tendencias negativas aún  con este mismo monto presupuesto que hoy tenemos y sin atentar contra la estabilidad macroeconómica como se argumenta.

“Lo que no puede suceder es que se diga que: Si cambiamos las cosas como ustedes dicen, se va a atentar contra la estabilidad porque vamos bien. ¡Pues no vamos bien, esto es lo que hay que dejar muy claro!”, concretó.

FUNDAMENTAL HACER DE MÉXICO UN PAÍS DONDE PREVALEZCA LA TOLERANCIA

Y aunado el tema de los derechos humanos y la defensa de las garantías individuales en el país, Jesús Zambrano Grijalva señaló que, con el incremento de los salarios mínimos, la federación tiene pendiente también mantener su iniciativa para legalizar el matrimonio igualitario en México.

Recordó que este es un derecho ya resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y no hay vuelta de hoja, por lo que saludó las manifestaciones que se realizan para su defensa, e hizo un llamado para que agrupaciones religiosas cesen las campañas de odio que pueden derivar en confrontaciones que el país no necesita.

“Nosotros somos de la idea de no prohibir a nadie que exprese libremente las ideas, y hacerlo con el debido respeto, sin discriminar ni prohibir y, mucho menos, satanizar”.

Mantenemos la convicción –dijo- de que debe realizarse un amplio debate nacional muy informado respecto a la iniciativa presidencial sobre matrimonios igualitarios, no rehuir a que se discutan libre y abiertamente las propuestas, las ideas de cada quien y que, al final, se llegue a un resultado de dictamen y someterlo a la consideración del Pleno.

El legislador perredista destacó que la Ciudad de México es muestra de las libertades, de respeto e inclusión, de no discriminación entre quienes la habitan, una sociedad progresista e incluyente cuyas instituciones garantizan a las y los capitalinos –e incluso a ciudadanos de otras entidades- su derecho a decidir sobre su propio cuerpo y a instituir relaciones de pareja o familiares con quienes mejor lo decidan.

Recordó finalmente que la Ciudad de México fue la primera en el país (y la décimo cuarta a nivel mundial) en aprobar matrimonios entre personas del mismo sexo y que, a la fecha, se han registrado siete mil 688 matrimonios igualitarios -de acuerdo con datos oficiales- en cumplimiento de las garantías que nos da nuestra Constitución Política.