Pide la diputada Cristina Gaytán justicia en caso Ayotzinapa

Ciudad de México, 24 Septiembre (Mensaje Político/CÍRCULO DIGITAL).- A un día de cumplirse dos años del asesinato de Julio César Mondragón Fontes y la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, la diputada federal Cristina Gaytán Hernández, exigió que el Estado mexicano continúe con la búsqueda de los jóvenes y castigue a los funcionarios o ex funcionarios que han obstruido la justicia, incluido a Jesús Murillo Karam, ex procurador General de la República –sobre quien ya pesa una solicitud de juicio político- y Tomás Zerón, ex director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, recientemente premiado por el Ejecutivo federal al darle la responsabilidad del área de seguridad pública.

“La aparición de los 43 desaparecidos es una demanda de las familias, pero también de todos los mexicanos. Actualmente, no sabemos cómo van, qué criterios hay, qué avances tienen. Hace algunos días se informó que incluso el FBI iba a estar involucrado haciendo observaciones o acompañando al Estado mexicano, pero no tenemos información de eso como Cámara de Diputados”, denunció la integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD).

La diputada que forma parte de la Comisión Especial de seguimiento al caso Ayotzinapa, denunció que hay una serie de recomendaciones plasmadas en los dos informes entregados por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a las que el Estado mexicano ha dado carpetazo; sin embargo, apuntó que de manera personal, ha dado puntual seguimiento a la reparación del daño a las víctimas, con el objetivo de garantizar que sus derechos se cumplan.

Agregó que ni la Secretaría de Gobernación (Segob) ni la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), han entregado, de manera formal, datos respecto a qué estatus tiene cada una de las víctimas directas e indirectas de los hechos registrados la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014, aunque de manera personal –y por la relación que ha podido establecer con familiares de los hechos- se sabe que el avance es limitado.

La parlamentaria del Sol Azteca calificó como cuestionable la atención de la CEAV a los familiares de los normalistas y recordó que ha habido señalamientos de revictimización por los trámites burocráticos para acceder a apoyos económicos.

“Hay un constante maltrato por parte de las instituciones; hay señalamientos claros de interferencia de funcionarios y respecto a que los han hecho firmar papeles en blanco, señalarles qué tienen que decir o no, reclamarles, cuando la función de esta comisión a víctimas es, por lo menos, tener un sentido humano de atención, garantizarles y hacer viable todo lo que la Ley de Atención a Víctimas ya contempla”, declaró.

La diputada identificó dos momentos respecto al trabajo de la Comisión Especial: el primero, en el que las decisiones se tomaban por consenso y pudo avanzar con varias reuniones con funcionarios involucrados en el tema, incluido el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el general Salvador Cienfuegos y un segundo, en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), junto con sus aliados, detuvo y congeló los trabajos de dicho órgano legislativo.

“Impidieron que nos reuniéramos con los elementos del 27 Batallón de Infantería; posteriormente, hicieron una serie de bloqueos a temas como la solicitud de que el Grupo de Expertos siguiera sus trabajos después del segundo informe y otros elementos. Hicieron posible bloquear todas las iniciativas que no son a conveniencia del gobierno federal, de la verdad histórica y de toda esta construcción irreal que han venido haciendo”, subrayó.

Gaytán Hernández recordó que en las próximas semanas, la comisión tendrá que renovar su presidencia y por acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), se ha decidido que esta recaiga en un legislador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), con el objetivo de que ningún partido que hubiera estado involucrado de alguna manera en los acontecimientos –como el PRI y el PRD por haber impulsado a los gobernantes que entonces se encontraban al frente del gobierno federal, estatal y municipal, respectivamente- presida la comisión.

La legisladora confió -por salud de la comisión, tranquilidad de los mexicanos y por garantizar la neutralidad de la institución- que el diputado del Verde Ecologista que quede al frente de la Comisión Especial actúe de manera congruente con las demandas de las víctimas y no “en virtud de encubrir, defender o avalar una ‘verdad histórica’ y avalar el trabajo del gobierno federal, tan cuestionado internacionalmente y entre la sociedad mexicana, por los desatino en la investigación del tema.

“Aferrarse a construir esta verdad es pasar, incluso, por encima de los derechos y por encima de la realidad que todas y todos conocemos”, concluyó Gaytán Hernández.