Urge senadora Silvia Garza se dé a conocer uso y destino del Fondo de Ayuda a víctimas

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de septiembre, (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).— Con el propósito de conocer el uso y destino del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación de Víctimas y la forma de implementar mecanismos más eficientes para acceder al mismo, la senadora Silvia Garza Galván solicitó convocar a una reunión de trabajo a los integrantes de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) con la Comisión de Derechos Humanos del Senado.
Al presentar un punto de acuerdo en la tribuna del Senado, recordó el artículo 20 de la Constitución reconoce el derecho de las víctimas de algún delito a recibir protección, así como la atención necesaria para garantizar su integridad física, piscológica y reparación del daño.
En ese sentido, la también secretaría de la Comisión de Derechos Humanos, destacó que dicho Fondo reporta, al 31 de julio de 2016, un saldo de mil 480 millones de pesos, resultado de ingresos por mil 564 millones de pesos y egresos por 84.2 millones de pesos, de los cuáles únicamente se han utilizado 80.2 millones para reparación integral o reembolso de ayudas inmediatas a 284 víctimas directas o indirectas de un delito.
Recordó que “el Sistema Nacional de Atención a Víctimas tiene por objeto proponer, establecer, supervisar las directrices, servicios, planes, programas, acciones institucionales e interinstitucionales, así como las políticas públicas que se implementen para la protección, ayuda, asistencia, atención, acceso a la justicia, a la verdad y a la reparación integral de las víctimas en los ámbitos locales, federal y municipales”.
Señaló que el país pasa por un momento en el que el crimen organizado ha encontrado espacios para expandirse, siendo el narcotráfico la actividad más notable; entre sus múltiples efectos en la sociedad son los numerosos niños y adolescentes huérfanos que deja a su paso.
“México no presenta datos sistemáticos oficiales sobre el número total de niños y adolescentes huérfanos, pese a que la Ley General de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes indica que debe haber un sistema de información nacional, para contar con datos que permitan monitorear la situación de ese sector poblacional. Es por esto que nos preguntamos ¿Qué es lo que está pasando con las cifras de niños huérfanos a causa del narcotráfico? ¿Qué apoyo se encuentran recibiendo?”, asentó.
Insistió en que dicho fondo «no fue creado para ahorrar”, sino para apoyar y reparar el daño donde sea posible, por lo que es necesario conocer el destino y uso de esos recursos.
Ante esta falata de información, subrayó, es urgente contar con una reunión de trabajo con la CEAV, a efecto de conocer la situación en que se encuentra el apoyo a las víctimas directas e indirectas de la guerra contra el narcotráfico.
El punto de acuerdo fue turnado a la Comisión de Derechos Humanos para su análisis y dictaminación.
 
ooOoo
 
Intervención en tribuna de la senadora Silvia Guadalupe Garza Galván, al presentar un punto de acuerdo por el que se invita a una reunión de trabajo a los integrantes de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, a efecto de conocer el uso y destino del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación de Víctimas y la forma de implementar mecanismos más eficientes para acceder al mismo.
Gracias, Senador Presidente.
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 20 reconoce el derecho de las víctimas u ofendidos del delito y de violación a derechos humanos, a recibir protección, así como las medidas de atención necesarias para garantizar su seguridad física y psicológica y la reparación integral del daño.
Este es mi segundo punto de acuerdo que presento ante el Pleno, precisamente para ver esta situación tan delicada que tenemos que entrar a esta materia.
La Ley General de Víctimas, en su artículo 79, establece al Sistema Nacional de Atención a Víctimas como una instancia superior de coordinación y formulación de políticas públicas en el tema.
El Sistema Nacional de Atención a Víctimas tiene por objeto proponer, establecer, supervisar las directrices, servicios, planes, programas, proyectos, acciones institucionales e interinstitucionales, así como las demás políticas públicas que se implemente para la protección, ayuda, asistencia, atención, acceso a la justica, a la verdad y a la reparación integral de las víctimas en los ámbitos locales, federales y municipales.
Aunado a ésta, la misma ley designa al órgano operativo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, dicha comisión cuenta con personalidad jurídica, patrimonio propio, autonomía técnica y de gestión, la cual tiene como función atender y apoyar a quienes hayan sido víctimas de un delito federal o de una violación a sus derechos humanos, esto con el fin de que las personas obtengan la verdad, la justicia y la reparación del daño en la medida posible que se pueda recuperar.
El país está pasando por un momento en que el crimen organizado ha encontrado contextos de irse expandiendo.
Uno de los más notables es el narcotráfico. Entre sus múltiples efectos que esta actividad tiene en la sociedad, y una de sus más brutales expresiones son los numerosos huérfanos que dejan a su paso.
México no presenta datos sistémicos oficiales sobre el número total de niños y adolescentes huérfanos, siendo que la Ley General de los Derechos de los Niños, las Niñas y Adolescentes indican que debe haber un sistema de información con el objetivo de contar con estos datos que permitan monitorear la situación de todos los niños, niñas y adolescentes del país.
Por eso nos estamos preguntado. ¿Qué es lo que está pasando con las cifras de los niños huérfanos a causa del narcotráfico?
¿Qué apoyos se encuentran recibiendo en estos momentos?
Por su parte, el Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral reporta, que al 31 de julio del 2016, un saldo de mil 489.5 millones de pesos, resultado de ingresos de mil 564.8 millones de pesos, y egresos por 84.2; y de esos 84.2 millones de pesos, se han utilizado 80.2 millones como reparación integral o reembolso de las ayudas inmediatas a víctimas directas e indirectas.
Nos falta ver dónde están los otros 4 millones de pesos.
Y también decirles que este fondo no fue creado para ahorrar, porque este es el producto de varios años.
Este fondo fue creado para apoyar, reparar el daño hasta donde sea posible.
Y tenemos muchos niños que están desamparados. Y pongo el caso de mi tierra, Allende, Coahuila, donde ocurrió un momento lamentable en la historia, no solamente de Coahuila, sino de México, donde autoridades municipales, estatales y federales no se dieron cuenta de lo que sucedió ahí: casas incendiadas, derrumbadas, familias desaparecidas y muchos niños huérfanos, donde no se ha tenido un acercamiento con estas personas, y eso es lo que estamos pidiendo, una reunión de trabajo con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, y que se haga cargo, de que no tenemos cifras oficiales, pero hay alrededor de 20 mil niños huérfanos.
Solamente por darles este caso de Allende, Coahuila, hay más de 70 niños y niños, de 7 a 10 años de edad que están ahorita huérfanos, que perdieron a su madre y a su padre en estos escandalosos y terroríficos actos de la delincuencia organizada bajo el amparo de las autoridades.
Así es que pido su ayuda, amigas y amigos Senadores de la República, para que se solicite una reunión de trabajo a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas con la Comisión de Derechos Humanos, a efecto de conocer el uso y destino del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación de Víctimas, y la forma de implementar mecanismos más eficientes para acceder al mismo.
¡Menos burocracia, más acción!
Y nosotros, nuestra obligación es velar por los derechos de los niños, niñas y adolescentes de este país, por todos.
Ahorita lo que estoy pidiendo, porque es el Fondo de Atención de Víctimas, es que se les apoye y que se les repare el daño hasta donde sea posible.
Por su atención, muchísimas gracias.
Gracias, Senador Presidente.