Federación expone en UNAM coches antiguos y motocicletas de colección

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de septiembre, (AMPRYT / CÍRCULO DIGITAL).- Hermosos autos y motocicletas 130 y 18, respectivamente- expone la Federación Mexicana de Automóviles Antiguos y de Colección (FMAAC) en el Centro de Exposiciones y Congresos de la UNAM, en Ciudad Universitaria.

Luis Silva Gutiérrez, Jorge Savignón Figueroa y Raúl Valdés, presidente, vicepresidente y tesorero del organismo, respectivamente, quienes aseguran padecen el “mal del fierro”, informaron que desde este viernes y hasta el próximo día 25 se mostrarán esas obras de arte, de gran valor económico que conforman el Salón Retromovile 2016.

En rueda de prensa se les preguntó sobre cuánto pueden llegar a costar esas joyas artesanales. Comentaron que la segunda semana del mes pasado hubo coches que se subastaron en California, Estados Unidos, en 17 millones de dólares, aunque no es el caso de los que se tienen ahí, pero también los hay muy costosos.

De hecho, añadió Silva Gutiérrez, algunos coleccionistas –o inversionistas- pegan en sus unidades stickers que dicen: “algunos cuelgan sus obras de arte, nosotros las corremos”.

Difícilmente observables en otro lado, pues forman parte de colecciones privadas o están guardados de forma permanente, en la exposición podrán apreciarse autos clásicos, según lo definen las autoridades internacionales expertas en el tema.

Un auto clásico es un coche pre guerra, que era de un gran valor, de baja producción. En resumen, un auto que compraban los ricos de ese entonces para divertirse y demostrar a sus amigos que tenían mucho dinero, y cuya producción llegó hasta 1948, explicó Silva Gutiérrez.

En esta ocasión –la segunda vez que se celebra el evento en la UNAM- el auto más antiguo es un Ford 1903 y el más nuevo un Ferrari rosa 1980. No faltan las limosinas de los años 40, los deportivos de los 60 y una colección de Mercedez Benz 300 SL, ni los Ferrari.

El grupo de autos -90 por ciento de los cuales están en posibilidades de ser manejados- incluye al Batimóvil, al auto de Harry Potter y unidades que pertenecieron a Pedro Infante (un Oldsmobile 1951), Joan Sebastian (Cadillac convertible, 1975), Agustín Lara (Ford Thunderbird 1956) y Gustavo Díaz Ordaz (Chrysler 300, 1970).

Las motocicletas incluyen la Indian de 1948, Harley-Davidson de 1954 y Triump Norton 1968.

Además se ofrecerá ciclo de conferencias sobre reconstrucción, restauración y rescate automotriz, su fabricación, historia de marcas emblemáticas y la trayectoria de Henry Ford.

El objetivo de Salón Retromobile es ofrecer a la comunidad universitaria y público en general la posibilidad de acercarse a piezas de calidad y en estado óptimo que cumplan con lo estipulado por la Federación Internacional de Vehículos Ancestros (FIVA).

La FMAAC aglutina a 85 automóviles en el país con más de 10 mil automóviles. En la exposición participan clubes hermanos de Aguascalientes, León, Irapuato, Puebla, Toluca y Cuernavaca.

Según el organismo en breve se abrirá un club virtual, que se busca aglutine a dueños de autos con 30 años o más. La cuota de recuperación para ese evento es de 50 pesos y para el público en general de 150.