Peña Nieto le habla a Trump desde la ONU

Tras la puerta del poder

*Roberto Vizcaíno

El presidente Enrique Peña Nieto aprovechó ayer su intervención en un foro de la ONU para intentar convencer a Donald Trump de las bondades de la migración y desde ahí le advirtió que en toda la historia nunca un muro ha podido detener a nadie en su tránsito hacia otro destino.
Así al intervenir en la 71 Asamblea General de la ONU en su Sesión Plenaria de la Reunión de Alto Nivel para atender grandes movimientos de migrantes y refugiados, el mandatario mexicano le recordó al candidato presidencial republicano que junto con los migrantes viajan no sólo problemas, sino otras culturas, los más variados conocimientos y nuevas tecnologías.
Muchísimas gracias.
“Los migrantes simbolizan la fuerza que ha hecho avanzar a la humanidad”, afirmó.
Los hechos indican, agregó, que “las grandes migraciones han llevado al género humano a los distintos rincones de la Tierra, en todas las épocas de la historia.
“A través del tiempo, con las migraciones han viajado las tradiciones y las ideas, los conocimientos y los adelantos tecnológicos, los valores y las aspiraciones.
“Las culturas se revitalizan y enriquecen cuando conviven y dialogan entre sí.
“Los migrantes han sido sus principales interlocutores”, precisó.
Pero por sobre todo, dijo Peña Nieto en un discurso del cual no había necesidad de señalar destinatario porque todos saben que este es Trtump, “la historia demuestra que no hay barreras que detengan el movimiento de las personas, ni la fusión de culturas, ni la divulgación de ideas.
“No las hay naturales y tampoco artificiales. Para cada río, ha habido siempre un puente; para cada obstáculo, ha habido siempre un camino.
“El movimiento es parte esencial del ser humano, porque es un reflejo de un instinto de supervivencia, de su energía vital, de su deseo vehemente de superarse y trascender.
“Las aportaciones de los migrantes a las distintas sociedades son innegables, porque a cada migrante lo acompañan su esperanza y su identidad, su energía y su talento”, precisó.
Y puso a México como ejemplo de ello.
Nosotros, dijo, “somos un país que es origen, tránsito, destino y retorno de personas.
“Somos un país orgullosamente mestizo, pluricultural y diverso; con una cultura viva y vibrante, fruto de múltiples migraciones a lo largo de nuestra historia.
“Los mexicanos creemos firmemente que el mestizaje es el futuro y destino de la humanidad”, indicó.
De ahí que como Gobierno, el de México, señaló, celebra la realización de esta primera reunión de alto nivel para atender los grandes movimientos de refugiados y migrantes en las Naciones Unidas.
“Este encuentro histórico demuestra que las mentalidades, también están en movimiento.
“Debemos colocar a los migrantes junto con sus derechos, dignidad y bienestar en el centro del diálogo global”.
Por ello, indicó, el Gobierno de México continuará participando activamente en los foros multilaterales para concretar, en 2018, el Pacto global para la migración ordenada, segura y regular, y el Pacto global para refugiados.
Y propuso que en este pacto hoy en construcción se incluyan los siguientes puntos:
Primero. Un enfoque de derechos humanos, que establezca las obligaciones de los estados con los migrantes.
Segundo. Una visión de corresponsabilidad entre los países de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes.
Tercero. Un reconocimiento a las aportaciones de los migrantes al desarrollo económico y social.
Cuarto. Un enfoque de inclusión social, que contribuya a erradicar la intolerancia, los prejuicios y el racismo.
Quinto. Un marco de gobernanza de la migración, que ofrezca alternativas para el manejo seguro y ordenado de los flujos migratorios.
Sexto. Mayor cooperación internacional para fortalecer las capacidades de los estados en la atención integral de la migración.
Y, séptimo, la consideración del cambio climático y los fenómenos naturales como causas de migración.
Como parte interesada en este nuevo pacto, señaló, “mi país se ha ofrecido como sede de una reunión internacional preparatoria durante 2017.
“México seguirá trabajando para que se reconozca a los migrantes como agentes de cambio y desarrollo, para que se garanticen sus derechos humanos y se destierren los discursos de odio y discriminación en su contra.
“La comunidad internacional puede mejorar la situación de los migrantes.
“Tenemos un compromiso pendiente con ellos, que todos debemos asumir, porque la migración no representa solamente el pasado y el presente de la humanidad, sino también su futuro”, concluyó.
MIGRANTES EL TEMA
El presidente Peña Nieto trae el tema de los migrantes, evidentemente mexicanos en EU, como un asunto principal.
Por ello a fines de la semana anterior tuvo un encuentro en Los Pinos con un grupo de legisladores de California, EU quienes, encabezados por el Presidente Pro Témpore del Senado de California, Kevin de León, habló de la importancia que ha adquirido para ambas naciones el intercambio económico y social entre México y California.
Durante el encuentro, los legisladores estadounidenses Peña Nieto destacó el papel central que tiene para su administración el respeto a los Derechos Humanos.
Y recordó que México cuenta con 50 consulados en territorio estadounidense lo cual habla de la importancia que tiene para el Gobierno de México el respeto a los migrantes mexicanos.
Ambas partes destacaron que el sólo hecho de que México y EU tengan un intercambio comercial que supera los 500 mil millones de dólares al año, es muestra una interdependencia que hay que cuidar.
El dinamismo comercial entre México y California suma por sí silo 71.9 mil millones de dólares anuales.
Los legisladores estadounidenses reconocieron en ese encuentro el trabajo y las aportaciones de la comunidad mexicana al desarrollo y gran dinamismo de la planta industrial y del campo agrícola de California.
En ese encuentro participaron los Senadores Fran Pavley, Presidenta del Comité de Recursos Naturales y Agua; Marty Block, Presidente del Subcomité No.1 para el Presupuesto Educativo; Ben Hueso, Presidente del Comité de Energía, Servicios y Comunicaciones; y Benjamin Allen, Presidente del Comité sobre Elecciones y Enmiendas Constitucionales; así como por los Asambleístas José Medina, Presidente del Comité de Educación Superior; y Rudy Salas, Presidente del Comité de Negocios y Profesiones. Y junto a Peña  Nieto estuvieron la Secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu; el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán Ortiz, y el Coordinador de Asesores de la Presidencia, Carlos Pérez Verdía.