Recorte en ciencia, ataque al progreso y la razón: Romo

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de septiembre, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).- El recorte presupuestal al gasto en materia de ciencia y tecnología es un ataque al progreso porque frena el desarrollo del país, aseguró el presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la ALDF, Víctor Hugo Romo.
Opinó que la mejor manera de garantizar el desarrollo social y mejorar la calidad de vida de los gobernados, es mediante el fortalecimiento de la inversión en temas científicos y tecnológicos.

El legislador perredista consideró que el único camino hacia el progreso y el desarrollo de una nación es la inversión en capital humano porque genera conocimiento real y transformaciones que benefician a la sociedad.

Lamentó que la propuesta del gobierno federal para el Paquete Económico 2017 contemple un recorte presupuestal del 23.3% para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT).

Argumentó que dicho recorte atenta contra el interés nacional, al afectar rubros prioritarios y esenciales para el verdadero desarrollo y futuro de México.

Romo afirmó que ante la grave desigualdad que vive nuestro país la ruta más viable sería invertir “en la gente, en sus capacidades, en su capacitación, su educación y en la ampliación del conocimiento”.

Informó que el recorte en ciencia y tecnología ronda los 8 mil 200 millones de pesos y significa dejar de construir infraestructura, postergar proyectos estratégicos de investigación, cancelar nuevos centros de investigación, detener la producción de los jóvenes investigadores, reducción de la producción científica, dejar de otorgar becas y abandonar a las nuevas generaciones a un futuro incierto.

Alertó que en un contexto de renacientes movimientos dogmáticos que pretenden regresar al país a tiempos de la Colonia, “anunciar un recorte presupuestal a la ciencia es un ataque a la razón y al pensamiento crítico”.

Es apremiante invertir en las personas y en el desarrollo de la ciencia, para potencializar el capital creativo, con el cual México pueda seguir avanzando de manera progresiva hacia una verdadera sociedad del conocimiento, señaló.

Sostuvo que la ciudad de México y el país necesitan con urgencia de nuevos conocimientos como motor del desarrollo económico y social.

Defender el presupuesto a ciencia y tecnología no solo conviene en términos económicos es, también, defender un proyecto consistente y verdadero de modernidad, concluyó.