Las barreras físicas nunca dividirán a México y EU, aseguran legisladores

▪ En California “no construimos muros, los tumbamos”: senador Kevin de León

▪ La visita de Donald Trump a México dejó una estela de indignación: senador Luis Sánchez

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de septiembre, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—Senadores de la República y representantes del Senado de California aseguraron que entre México y Estados Unidos nunca podrá haber fronteras que los dividan, pues los dos países amigos que comparten similitudes pueden lograr el desarrollo humano y de sus sociedades a través de las inversiones, y el intercambio económico y comercial.

En reunión de trabajo con senadores mexicanos, el presidente Pro Tempore del Senado de California, Kevin de León, aseguró que en ese estado de la Unión Americana “no construimos muros, los tumbamos”.

Refirió que en la historia reciente de Estados Unidos “nunca hemos visto un candidato presidencial como Donald Trump fomentar una retórica en contra de los más marginados, los más vulnerables y, a la vez, insultando a nuestro querido vecino México”.

Agregó que jamás se ha visto a un candidato mostrar su nefasto odio tan abiertamente en contra de los campesinos, musulmanes, mujeres, contra los más humildes, utilizando a los inmigrantes como “chivos expiatorios” por todos los males económicos de Estados Unidos.

“Somos amigos hoy, mañana y siempre”, y los problemas compartidos requieren soluciones entre amigos. “Que quede muy claro: nosotros somos amigos, México es nuestro querido vecino, es un hermano, es un socio comercial, hay raíces mexicanas en mucha gente que habita en California”.

El senador Kevin de León dijo que su visita a México tiene como propósito buscar el bien de los connacionales, los inmigrantes, alcanzar acuerdos con la parte mexicana para que haya bienestar.

Por su parte, el vicepresidente del Senado mexicano, Luis Sánchez Jiménez, quien moderó esta reunión, dijo que la reciente visita del candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, dejó una estela de indignación entre la población mexicana, que mayoritariamente no compartió las razones argumentadas para invitarlo.

Señaló que en el marco del proceso electoral en ese país se produce un momento singularmente complejo para la relación política de ambas naciones, donde el tema migratorio, la situación de millones de indocumentados de origen hispano y las diferentes propuestas de políticas migratorias se han colocado como un eje central de la campaña electoral.

La historia nos ha mostrado las desgracias que se causa a la humanidad cuando personajes con un pensamiento xenófobo e intolerante arriban a espacios de poder político, por ello, “vemos con alta preocupación la posibilidad de que alguien así pueda acceder a la presidencia de los Estados Unidos de América”.

En este sentido, comentó que la renovada visibilidad del tema migratorio en Estados Unidos y las posibles afectaciones a nuestros connacionales hacen que, desde México, se preste mayor atención a las acciones que emprenda la nueva administración federal estadounidense, encabezada por quien resulte ganador en las elecciones de noviembre próximo.

En su turno, la senadora Gabriela Cuevas Barron, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, dijo que nadie puede negar la interdependencia entre México y Estados Unidos y quien se refiere a muros es porque no se ha enterado de que los estados que están en la frontera, de ser una sola economía, serían la cuarta economía del mundo.

Necesitamos más aeropuertos binacionales, puentes fronterizos, espacios para que transiten las personas, construir una frontera ordenada y segura donde se respetan los derechos humanos, “porque por más que queramos poner muros y fronteras, las personas seguirán caminando, los bienes y servicios se intercambiarán y los capitales seguirán fluyendo”.

Por su parte, la senadora Marcela Guerra Castillo, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, manifestó que los temas en materia de derechos humanos, educación y empleo se pueden profundizar a través de una agenda entre México y California, “hemos estado muy atentos de las leyes que han aprobado e implementado en estas materias”.

Es importante que podamos fomentar más intercambios de estudiantes a todos los niveles, y propuso que el Secretario de Educación Pública en México se coordine con su par en Estados Unidos para fomentar los profesores bilingües, a fin de beneficiar a los estudiantes, expresó.

A su vez, la senadora del Grupo Parlamentario del PRI, Rocío Pineda Gochi, señaló que este es un momento de suma importancia para ambos países, donde se debe demostrar la madurez de ser vecinos.

El senador Víctor Hermosillo y Celada, del Grupo Parlamentario del PAN, mencionó que el proceso electoral va cambiar mucho ciertas actitudes sobre los mexicoamericanos, quienes son ciudadanos de “buen nivel” y puso como ejemplo al presidente del Senado de California.

El senador Juan Gerardo Flores Ramírez, del Grupo Parlamentario del PVEM, comentó que los muros son para dividir enemigos “y todos sabemos que sólo un grupo reducido en Estados Unidos realmente cree eso y estamos confiados de que esa postura ideológica no va a prevalecer hacia adelante”.

“La gente está convencida de que juntos somos más fuertes y que nos espera un futuro importante para ambas naciones, de convivencia, que sabemos, por la historia no sólo de México y de Estados Unidos, sino la historia universal, que la convivencia siempre es más fructífera que el enfrentamiento”, subrayó.

Los senadores Itzel Ríos de la Mora y Patricio Martínez García, del PRI, consideraron nunca podrá haber fronteras entre México y Estados Unidos, porque los dos comparten muchas similitudes, y la mejor manera de lograr el desarrollo humano en ambas regiones es a través de las inversiones, el intercambio económico y comercial.

A esta reunión de trabajo asistieron los senadores Gabriela Cuevas Barron, Marcela Guerra Castillo, Patricio Martínez García, Juan Gerardo Flores Ramírez, Jesús Priego Calva, Itzel Saraí Ríos de la Mora y Víctor Hermosillo y Celada. Por parte de la comitiva californiana asistieron los asambleístas Benjamín Allen, Marty Block, Ben Hueso, Fran Pavley, Eduardo García, José Medina y Rudy Salas.