Caída en confianza democrática en AL obliga a cohesionar tejido social: Yuri Beltrán

▪ Presentan resultados de estudio sobre las condiciones de vida y bienestar de los habitantes de la Ciudad de México y la zona conurbada

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de agosto, (CDMX MAGACÍN / CÍRCULO DIGITAL).—Ante la crisis que enfrentan las instituciones debido a la dramática caída en los niveles de confianza por parte de la ciudadanía, el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) debe valorar esos indicadores, leerlos con cuidado y tratar de construir mejores parámetros en el futuro.

Así lo manifestó el consejero electoral Yuri Gabriel Beltrán Miranda durante la presentación del libro ¿Cómo vamos, Ciudad de México? Los cambios en la calidad de vida de la metrópoli, estudio que evalúa y divulga las condiciones de vida y bienestar que se viven en la Ciudad de México y su área conurbada, a partir de indicadores objetivos y de la percepción ciudadana, obtenidos mediante encuestas y estudios de opinión.

El estudio dado a conocer corresponde al tercer ejercicio realizado desde la conformación del proyecto iniciado en 2012 bajo el auspicio del periódico El Universal, con la colaboración de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el Colegio de México, el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre otras.

Los rubros que contempla el análisis son ingreso, empleo, pobreza, desigualdad, educación, salud, cultura, recreación, deporte, vivienda, desarrollo urbano, transporte, movilidad, medio ambiente, seguridad, justicia, gobierno, ciudadanía y entorno económico.

Respecto al sistema democrático de la Ciudad, en 2015 sobresale la sensible disminución de conformidad de la población al pasar de un 23% en 2013 a un 15% en 2015. La interacción ciudadana con las autoridades muestra una consistencia con la baja confianza en las instituciones. Los ciudadanos se perciben cada vez más alejados de las autoridades locales; entre 2013 y 2015 disminuyó notablemente la percepción de aquéllos que piensan que sus propuestas serían tomadas en cuenta por las autoridades

Al respecto, el consejero Beltrán Miranda destacó que el informe, dado a conocer por la organización, es contundente al señalar que siete de cada 100 ciudadanos ha oído sobre agrupaciones de la sociedad civil, lo que revela que “no estamos organizados pero tampoco hay disposición a hacerlo, por eso tenemos que construir un tejido social importante que ayude como basamento a la democracia”.

Agregó que la fuerte caída de la confianza en la democracia en toda Latinoamérica, donde México se ubica normalmente entre los peores escenarios, “obliga a generar un mejor y más cohesionado tejido social para construir mejores redes de construcción democrática”.

En este sentido, en 2015 el 9% de los habitantes de la Ciudad dijeron conocer el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil y apenas el 4% colabora en alguna de ellas. Las juntas vecinales son los espacios en donde los ciudadanos se encuentran más activos, 26% de la participación se concentra ahí.

Sobre este punto, la Consejera Olga González Martínez, confirmó que los datos que arroja el presente estudio, proporciona insumos que permitirán replantear estrategias y formular propuestas de mejora sobre los mecanismos de participación ciudadana, que desde todos los ámbitos tienen incidencia en la calidad de vida global de la urbe.

La muestra ¿Cómo vamos, Ciudad de México? Los cambios en la calidad de vida de la metrópoli, se realizó a través de 126 preguntas agrupadas en 13 categorías conformada por 3 mil entrevistados en vivienda, 1450 en la Ciudad de México y 1550 en municipios conurbados, en una población de 15 años en adelante.

A la presentación del libro también asistieron los integrantes del programa ¿Cómo vamos Ciudad México? Como Abril Rocabert Monroy, Aída Castro Sánchez, Manuel Canto Chac y el director de la empresa encuestadora Mas Data, José Zenteno Dávila.