Listo este mes nuevo capitulado de Ley General de Aguas

Ciudad de México, 07 Septiembre (Mensaje Político/CÍRCULO DIGITAL).- El presidente de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento en la Cámara de Diputados, el priista Ignacio Pichardo Lechuga, estimó que a finales de septiembre se tendrá listo el capitulado de la nueva Ley General de Aguas.

En un comunicado se indicó que los integrantes de esta comisión se reunieron con investigadores del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), para conocer la situación actual y perspectivas del sector hídrico del país.

En el encuentro, Pichardo Lechuga resaltó la importancia de que el conocimiento científico y tecnológico sea el fundamento para diseñar la Ley General de Aguas.

El legislador federal garantizó que se diseñará un instrumento legal moderno, con un capitulado claro y expedito como lo han recomendado los expertos en el tema, el cual se analizará con los diversos sectores para llevar a buen puerto este proyecto.

El nuevo capitulado prevé integrar el concepto caudal ecológico, para garantizar “una visión ecosistémica del agua”, una de las preocupaciones en la que se enfocan los diputados, indicó.

Planteó la urgencia de cambiar el marco jurídico que maneja el recurso hídrico ante la elevada emergencia en la que se encuentran algunas zonas, por lo que consideró que es necesario crear infraestructura para embalses en un país con estrés hídrico y temporadas de altos niveles de lluvias y otras de escasez.

Mencionó que el Poder Ejecutivo, a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) hace su propio trabajo. El propósito de los legisladores es conjuntar ambas propuestas, sobre todo porque existe coincidencia en 90 por ciento de las proposiciones, y sólo se debatirá en el 10 por ciento, donde no haya acuerdo.

A su vez, Sergio Armando Trelles Jasso, investigador y subcoordinador de Planeación Hídrica del IMTA, aseveró que la nueva Ley General de Aguas debe ser un marco jurídico coherente y bien estructurado que atienda todos los aspectos como son: humano, ecológico, productivo, económico y cultural.

Además que sea armónico con los tratados internacionales y no sólo con Estados Unidos.

Propuso que la nueva ley establezca de manera prioritaria el concepto de “gobernanza hídrica”, que evite crisis en el abasto y manejo integral del recurso, ya que como nación se necesita controlar la gestión que impida perderlo.

“Este proceso debe apoyarse en la ciencia y los avances tecnológicos, y en los criterios que establezcan los investigadores para alentar una democracia hídrica, ya que el agua es el recurso más importante que se tiene por encima del petróleo”, planteó.

Consideró que el modelo vigente en el manejo del recurso hídrico a través de los municipios no ha funcionado; los consejos asignados no cumplen con sus facultades y sólo se usan en los procesos electorales, por lo que propuso cambiar el marco actual para solucionar la problemática del agua.