Sin reformar la legislación, es factible el proceso de 2018: INE

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de agosto, (AMPRYT / CÍRCULO DIGITAL).- El presidente del INE, Lorenzo Córdova, sugirió ir a la elección 2018 con la actual legislación electoral, porque una eventual reforma no daría margen para ponerla a prueba antes de los comicios presidenciales.

“Con las normas actuales, podemos ir a los próximos procesos electorales”, consideró el titular del Instituto Nacional Electoral (INE) en un encuentro con legisladores del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

En conferencia, luego de su reunión con los diputados y senadores del PVME, reconoció que las normas no son perfectas, por lo cual se podrían modificar algunos puntos en otro momento, no en tiempos electorales.

Por ejemplo, se refirió al caso del modelo de comunicación política; “se encuentra en la cantidad de spots el uso del tiempo del Estado, a través de spots, uno de los principales inconvenientes que valdría la pena repensar en el futuro”.

“Pero creo que, y eso es una responsabilidad las autoridades electorales estamos llamadas, ojalá en tiempos fríos, es decir, no en tiempos electorales, no analizando un caso concreto de poder repensar los criterios”, o volver más rígidas las normas “que de por sí tienen un grado de dificultad no menor en esta materia”.

Si hay una reforma, advirtió, tienen que tomarse en cuenta un par de elementos: no va a ver margen para poder ponerlas a prueba hasta la elección 2018, que de por sí va a hacer la elección más compleja por sus dimensiones, por el contexto social y económico, y por la carga política, porque se renueva la Presidencia de la República.

No obstante, Córdova Villalobos enfatizó que el instituto ni se opone, ni milita a favor, ni en contra de una reforma, sino que pone en consideración de los actores responsables de su eventual procesamiento estas observaciones que deben tomar en cuenta.

Después de una eventual reforma legal, explicó, “es tan complejo el sistema electoral, que sería necesario un tiempo importante para que la autoridad electoral ajuste una serie de reglamentos muy complejos como el de elecciones que estamos justamente procesando en estos días, el reglamento de radio y televisión o el de fiscalización”.

El consejero presidente del INE recordó incluso que la última reforma que se hizo de cara a una elección presidencial fue la de 1994, cuando había un contexto particularmente complicado en el país.

Además, recordó que esa reforma fue consensuada con el acuerdo de todas las fuerzas políticas que contendieron en esa elección.

“Estamos hablando, ni más ni menos, que de las reglas del juego y el consenso en torno a las reglas es una de las condiciones fundamentales para que una elección pueda llegar a buen puerto”, agregó.

El funcionario electoral insistió en que el Instituto Nacional Electoral no milita a favor ni en contra de una reforma electoral; “nosotros somos los aplicadores de las normas que se consensan en el Congreso de la Unión”.

Además, siempre que se ha dado una reforma electoral, recalcó, el instituto pone a disposición del proceso legislativo el acompañamiento técnico en caso de que sea necesario.