Evidencia CNDH a policías que cometen delitos en su desempeño: Barbosa

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de agosto, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa Huerta, aseveró que la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en el caso Tanhuato evidencia nuevamente que integrantes de la Policía Federal, la Procuraduría General de la República y la Procuraduría de Michoacán, cometen delitos en su desempeño y carecen de profesionalismo.

En conferencia de prensa, el coordinador de los senadores del PRD refirió que en el enfrentamiento ocurrido en el Rancho del Sol, hay que tener presente que las fuerzas policiales se confrontaban con delincuentes, pero, de acuerdo con la CNDH, los criminales fueron ejecutados después de ser sometidos.

“Pone nuevamente a la Policía Federal en la condición de una institución que viola derechos humanos, que abusa de la fuerza, que altera los hechos y la escena del crimen y que llega al extremo de asesinar”.

Barbosa Huerta aseveró que los derechos humanos reconocen a las personas,   independientemente de su comportamiento lícito o ilícito y, dijo estar de acuerdo con que las fuerzas del orden usen la fuerza para someter a los criminales, pero no por ello pueden violar los derechos humanos.

“Estamos de acuerdo que las fuerzas del orden tomen acciones para someter al crimen, para que los integrantes de las mismas cuiden su vida y repelan cualquier agresión, pero es abominable que lleguen al nivel de la ejecución de personas ya sometidas, aun cuando estás sean delincuentes”.

Por último, Barbosa Huerta fue enfático en establecer que la evolución política, democrática, social y cultural  de una nación se mide también por el cumplimiento de las recomendaciones que hacen los organismos defensores de los derechos humanos.

“De lo que hoy estamos hablando es de una recomendación que concluye: La ejecución de 24 civiles y la privación de la vida de uno más; La tortura de dos personas detenidas; El trato cruel, inhumano y degradante de una persona detenida; y La manipulación del lugar de los hechos”.

Y concluyó: “¿Cómo deja esta recomendación a integrantes de la Policía Federal, de la PGR, de la PGJ de Michoacán y de su policía estatal? Los evidencia como servidores públicos sin credibilidad, sin profesionalismo y capaces de cometer delitos en su desempeño”.

Barbosa Huerta puntualizó que espera una decisión de Estado que permita reorientar el trabajo de todas las instituciones del sistema policial y de procuración y administración de justicia en todo el país.