Gobierno y magisterio deben resolver conflicto educativo: Barbosa

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de agosto, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—De cara al inicio del nuevo ciclo escolar 2016-2017, el gobierno federal debe priorizar el diálogo como método para solucionar el conflicto magisterial, y la CNTE tiene que actuar con prudencia, responsabilidad y mantener una lucha democrática y pacífica, aseguró el senador Miguel Barbosa Huerta.

El lunes 22 de agosto el nuevo ciclo escolar debe iniciar con toda normalidad, sin embargo, el conflicto en torno a la reforma educativa permanece y con éste, la amenaza de que el inicio de clases resulte afectado, señaló el coordinador de los senadores del PRD.

Dijo que resolver el actual conflicto educativo compete a todas las partes involucradas y consideró que el gobierno federal ha sido omiso en propiciar las condiciones para su solución.

“Las rectificaciones hasta el momento realizadas sólo son un arreglo parcial de las consecuencias de sus acciones, pero no se ha avanzado lo suficiente en resolver los problemas de fondo”, indicó.

Miguel Barbosa Huerta dijo que la reforma educativa, cuyas limitaciones han sido puestas de relieve por diversos especialistas, mantiene su forma original. “No es posible que a estas alturas del conflicto no se reconozca que existieron errores y omisiones y que ahora se evite algún acuerdo que propicie su revisión con la participación de toda la sociedad”.

Insistió en que debe revisarse la reforma en su orientación y contenidos, a partir de lo cual se debiera diseñar su administración y no a la inversa, como hasta ahora ha ocurrido, y que lleva al absurdo de pretender evaluar sin tener un modelo frente al cual contrastar las capacidades de todos los que intervienen en el proceso.

“La sociedad civil siempre se ha expresado por la búsqueda de construcción de soluciones pacíficas, preservando el interés colectivo por encima de cualquier interés particular”, manifestó.

El senador Miguel Barbosa Huerta hizo un llamado a todos los actores a realizar un esfuerzo adicional que permita soluciones que atiendan los asuntos de fondo en torno al tema educativo.

“Al gobierno federal le pedimos que modifique su actitud y que priorice el diálogo como el método para solucionar el conflicto. El diálogo es necesario pero no suficiente, debe ir acompañado de la voluntad de contraer compromisos y otorgar garantías de su cumplimiento, de lo contrario se genera la suspicacia de que sólo se dialogó para ganar tiempo y desgastar al movimiento magisterial.

“Llamamos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación a actuar con responsabilidad, con prudencia y a contribuir para mantener una lucha democrática y pacífica”, subrayó.