Llama Gil Zuarth a erradicar nuevas formas de violencia contra las mujeres

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de agosto, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El presidente del Senado de la República, Roberto Gil Zuarth, dijo que es necesario trabajar desde el Poder Legislativo para erradicar las nuevas formas de violencia hacia las mujeres como la política y de género en el ámbito social, económico y en el ejercicio de cargos públicos.

Al participar en el “Foro: Mujeres en la Legislatura”, reconoció que si bien se han dado avances en los últimos 20 años, a través de la creación de instituciones y sanción de conductas que violentan a este grupo, “no hemos podido como sociedad erradicarlo y sigue habiendo violencia de distinto tipo en nuestro país sobre las mujeres”.

La defensa de los derechos de las mujeres significa diseñar políticas públicas y quitar obstáculos a la posibilidad de que decidan su plan de vida y lo puedan llevar a cabo, señaló.

El senador Gil Zuarth dijo que el reconocimiento de sus derechos “no es una concesión graciosa”, sino una cuestión que se otorga por la propia condición de igualdad, dignidad y justicia.

“La forma de ir construyendo esos escenarios de igualdad y de justicia, de igualdad que supone mayor espacio de libertad es a través del empoderamiento de la mujer, y el empoderamiento de la mujer tiene causes, tiene ciertas dinámicas institucionales, como por ejemplo en la regla de paridad”, sostuvo.

Muestra del avance en materia de paridad, en México se han reformado diversos ordenamientos para que en el Poder Legislativo se vea reflejada la participación femenina, actualmente el 42 por ciento de la composición de la Cámara de Diputados le corresponde a las mujeres, comentó.

Se trata, dijo, de abrir nuevos espacios, de romper techos de cristal, de ir creando conciencia en la sociedad de que las mujeres, no solamente por aritmética, sino por su propia condición en la vida social, deben ocupar esos espacios para alentar a otras mujeres.

“La defensa de los derechos de las mujeres, de sus derechos humanos, de su condición de dignidad, no es solamente responsabilidad de las mujeres; es responsabilidad de todos, donde también tenemos una responsabilidad latente los hombres”, agregó.

Por su parte, Mauricio Tabe Echartea, presidente del PAN en la Ciudad de México, recordó que en la capital del país las cifras de desigualdad que viven las mujeres son preocupantes, según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2015, el 30 por ciento de los empleos que superan los tres salarios mínimos mensuales son para mujeres, es decir, los empleos mejor pagados son para los hombres.

Dijo que esta condición se agrava porque el 40 por ciento de ellas también son jefas de familia y muchas otras son madres, lo que supone una gravedad en la condiciones frente a los hombres y enormes desafíos en  la Ciudad de México para corregir las diferencias en el tema social, político y económico.

En el evento estuvo presente la senadora Marcela Torres Peimbert, del Grupo Parlamentario del PAN; Kenia López Rabadán, diputada electa de la Asamblea Constituyente, y América Rangel Rangel, secretaria de Promoción de la Mujer del PAN en la Ciudad de México.