AMLO se burla de los mexicanos con su declaración 3 de 3: PAN

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de agosto, (POLITIQUERIAS / CÍRCULO DIGITAL).- Para el dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador no es un político confiable ya que cuando el actual líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) fue jefe de Gobierno vetó en varias ocasiones la legislación sobre transparencia y reservó información sobre las obras de los segundos pisos.

López Obrador estableció además candados de acceso a la información, para que las dependencias guardaran únicamente durante cinco años determinados registros de su gestión, como los relacionados con los gastos y lugares de sus viajes, dijo el líder panista.

“López Obrador nunca ha tenido un compromiso con la transparencia ni con la rendición de cuentas. Cuando fue Jefe de Gobierno del Distrito Federal vetó en varias ocasiones la legislación sobre transparencia que aprobó la Asamblea Legislativa, que en aquel entonces tenía mayoría opositora”, recordó Ricardo Anaya en un comunicado.

Indicó que con la información reportada, el dirigente de Morena ha exhibido una vez más su rostro autoritario y su desafío a las instituciones. “Pero, sobre todo, ha evidenciado su menosprecio a la inteligencia de los mexicanos, a quienes considera que puede convencer únicamente con el poder de su palabra”.

El dirigente panista indicó que López Obrador presentó su declaración 3 de 3 más por la presión ciudadana que por convicción propia, pues ante cualquier cuestionamiento sobre el origen y destino de sus recursos, no obstante sus más de 10 años en campaña, siempre ha remitido directamente al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y a la Secretaría de Gobernación (Segob).

Indicó que existen muchas pruebas del repudio de López Obrador hacia la transparencia, pruebas que demuestran que es muy astuto para evadir la rendición de cuentas.

Por ejemplo, añadió, también como jefe de Gobierno, buscó sabotear la instalación del órgano garante del derecho de acceso a la información. Además, pretendió estrangular financieramente al entonces Consejo de Información, pidiendo presupuestos cada vez menores para que pudiera operar.