Reforma afectará finanzas de Pemex

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de agosto, (ESFERA EMPRESARIAL / CÍRCULO DIGITAL).- Pemex perderá hasta el 80% de su participación de mercado de la venta de gas natural, lo que le significaría dejar de recibir ingresos estimados en 43 mil millones de pesos -cuatro quintas partes de sus ventas anuales de este producto, a partir de 2016 y hasta finales de 2018.

El panorama de Pemex luce complicado para los próximos años, debido a las leyes secundarias de la reforma energética y que aplicará la Comisión Reguladora de Energía.

A las pérdidas por gas natural, se suma un escenario inercial la dejará también sin los ingresos correspondientes a laventa de combustóleo a CFE, que ya este año le causaron una baja de casi 20 mil millones de pesos en sus ventas al primer semestre debido a que la eléctrica viró hacia fuentes de energía más baratas y limpias.

 

 

De igual manera, no tendrá una compensación a sus inversiones en yacimientos otorgados en las licitaciones efectuadas de la Ronda Uno, debido a que la Secretaría de Energía aún no define cómo y cuándo le pagará a la petrolera ese dinero que por ley le corresponde.

 

 

Sin embargo, la mayor preocupación de los analistas nacionales e internacionales sigue siendo la caída de 47% en los ingresos por concepto de exportaciones de crudo de Pemex, principalmente por la caída en sus cotizaciones.

 

 

Joe Kogan, codirector de mercados emergentes de Scotiabank, dijo que aunque la petrolera nacional mantiene costos por debajo del promedio internacional, sí hay una preocupación alta por cómo resolverán la entrada de nuevos flujos de efectivo para compensar las caídas en negocios actuales.

 
Una manera adicional sería contar con las compensaciones que el Gobierno prometió por las inversiones realizadas en campos que ya se adjudicaron en la Ronda Uno. Sin embargo esto no se ha llevado a cabo, apuntó Fluvio Ruíz Alarcón, ex miembro del Consejo de Administración al momento en que se aprobaron las reformas.

 
En el caso de la Segunda Convocatoria ya hay hasta ganadores con campos adjudicados y para el caso de la Tercera Convocatoria -donde hoy hay equipos de Pemex en operación- que se adjudicará el 15 de diciembre aún no hay un plan de cómo valorar esas inversiones, agregó.

 

 

Para Kogan, de Scotiabank, las asociaciones que también están retrasadas, serían otra de las “fórmulas de rescate” de este panorama, pero aún no se han anunciado.

Estas asociaciones, conocidas como farm-outs, son un tanto inusuales, pues aunque la reforma busca darle independencia a la petrolera es el Gobierno junto con Pemex quienes buscan socios.