Constituyen alianza líderes de la industria lechera de México y EUA

DALLAS, 11 de agosto, (ESFERA EMPRESARIAL / CÍRCULO DIGITAL).- Líderes de las industria lechera de México y Estados Unidos trabajarán juntos para impulsar el comercio entre los dos países, promover la producción de leche y aumentar el consumo de productos lácteos en ambos lados de la frontera.

Tras una reunión de dos días en Denver, Colorado, los líderes lecheros firmaron un memorándum que crea la Alianza Láctea México-Estados Unidos, que se reunirá anualmente para intercambiar información, examinar las tendencias de la industria, e identificar y buscar soluciones para los problemas que afectan a uno y otro lado.

El memorándum fue firmado por Jim Mulhern, presidente y director general de la Federación Nacional de Productores de Leche, y Tom Suber, presidente del Consejo de Exportación de Lácteos de Estados Unidos.

Por México el documento fue rubricado por Salvador Álvarez Morán, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), y Juan Carlos Pardo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Leche (CANILEC).

La Federación Nacional de Productores de Leche de Estados Unidos informó en un comunicado este jueves que la Alianza Láctea México-Estados Unidos trabajará para reducir aún más las barreras comerciales entre los dos países.

Además para defenderse de los productores europeos que buscar hacer uso exclusivo de nombres genéricos como queso parmesano, queso feta y asiago.

La reunión en Denver fue considerada como la reactivación de una relación forjada bajo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor en 1994.

Mulhern describió el TLCAN como un ejemplo de un acuerdo comercial que beneficia sustancialmente a los dos países.

«Desde la entrada en vigor del TLC, nuestros mercados han convergido y se ha visto crecimiento tanto de los productores de leche mexicanos como estadunidenses”, refirió.

“Las exportaciones de productos lácteos de Estados Unidos a México han aumentado significativamente, mientras que la producción de leche interna de México también ha visto una expansión», aseguró.

Al mismo tiempo, refirió Suber, «la volatilidad de los mercados, el aumento de las importaciones procedentes de terceros países y la desinformación de los consumidores acerca de los productos lácteos, coloca retos para las industrias de lácteos en los dos países que pueden ser mejor resueltos con ambas industrias trabajando juntas”.