Lo que incineraron en el basurero de Cocula es la verdad

Percepción Política

*Juan Manuel Magaña

Lo único que evidentemente ha sido incinerado en el mentado basurero de Cocula es la verdad.

Es obvio que a estas alturas lo que menos le importa a la Procuraduría General de la República es servirles con la verdad de los hechos a los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

Por eso ya cada quien -el GIEI y la PGR- sigue su propio camino. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes anunció que no seguirá colaborando con la Procuraduría General de la República en el peritaje del basurero de Cocula.

Y por eso la PGR, para llevar la contra, anunció que se realizarán más pruebas, que serán complementarias a las conclusiones que presentó el grupo colegiado que determinó que sí hubo un evento de fuego controlado en el basurero municipal de Cocula, Guerrero, donde se especula que 17 personas fueron quemadas.

En conferencia de prensa Claudia Paz y Paz, integrante del GIEI, dijo que el informe que presentó el viernes el Grupo Colegiado de Expertos en Materia de Fuego no es concluyente, sino que se trata de información preliminar.

Aseveró: «El grupo no va a contribuir a la confusión difundiendo aspectos preliminares sobre un problema complejo».

En cambio, la PGR anticipó que se harán más pruebas en las próximas semanas en el basurero por sugerencia del grupo colegiado, con el propósito de corroborar científicamente si es posible llevar a cabo la quema de 43 cuerpos humanos adultos. “Estas pruebas serán complementarias a las conclusiones que determinaron que sí hubo un evento de fuego controlado”, apuntó.

De manera unilateral, la dependencia dijo estar dispuesta a seguir colaborando con el GIEI, hasta que concluya la asistencia técnica pactada con ellos, es decir, el último día del presente mes.

Efectivamente, el 30 de abril concluirá el mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes y su participación en la investigación del caso Iguala. Aún cuando trate de hacer creer que cuida las formas, es evidente que la PGR apostó desde la semana pasada por romper con el GIEI.

Queda abierto un tenso periodo -de aquí a fin de mes son muchos días- en el que todavía cabrían las sorpresas. Si la PGR cree que ha logrado reinstalar la «verdad histórica» de tan mala manufactura y, encima, con una verdad a medias, debe recordar que no tiene la credibilidad de su parte y que ya el GIEI ha hecho añicos eso que se pretende dar por bueno, y puede hacer aún más.