Denuncia senadora impacto ambiental de obra inmobiliaria en Insurgentes Mixcoac

MÉXICO, 21 DE ABRIL (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).- La senadora panista Silvia Garza Galván, presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático, denunció afectaciones al medio ambiente y al manto acuífero de la ciudad de México con la construcción de un desarrollo inmobiliario ubicado en Avenida Patriotismo número 883, colonia Insurgentes Mixcoac.

En conferencia de prensa acompañada del diputado de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Manuel Delgadillo Moreno, la senadora indicó que la obra no sólo violenta los reglamentos de desarrollo urbano y vivienda, sino que tiene implicaciones ambientales y causa un daño al patrimonio arquitectónico y cultural de los habitantes de la ciudad.

Por este motivo, anunció que presentará un punto de acuerdo para solicitar a la Secretaría de Cultura del gobierno federal informe sobre las afectaciones que genera la obra, la cual es edificada en una casa de más de 100 años cuyo terreno había sido destinado para actividades culturales y recreativas de los colonos.

Los legisladores indicaron que amparados en un “polígono de actuación”, la empresa inmobiliaria y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) de la ciudad de México, han encontrado la manera de “darle vuelta a la ley” para permitir la construcción de departamentos en zonas densamente pobladas.

El proyecto prevé la edificación de tres torres de hasta 21 niveles, a pesar de que la reglamentación permite máximo seis pisos, lo que provocará que los problemas de dotación de servicios básicos como agua, transporte público y vialidades se agraven.

La senadora destacó que en 2003 la ciudad de México tenía 8.5 metros cuadrados de áreas verdes por habitante y ahora sólo tenemos 5 metros cuadrados por habitante, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda como mínimo 15 metros cuadrados de áreas verdes por cada ciudadano.

Con ello, dijo, se entiende la gravedad y dimensión del problema ambiental que sufre la capital del país con mala calidad del aire casi todo el año, pero ello no lo comprenden las autoridades de la ciudad ni los desarrolladores inmobiliarios, empeñados ambos en hacer negocio a costa de la salud de todos.

La senadora Garza Galván señaló que su presencia en el predio de Avenida Patriotismo número 883 fue un compromiso que hizo con los vecinos, quienes le pidieron que acudiera a verificar los anomalías y afectaciones que la construcción les causa, pues entre otros se reporta que han sido talados numerosos árboles en la zona.

“Tenemos que unirnos todos precisamente para detener esta obra que tanto daño va a causar. Uno, precisamente la molestia de los vecinos en primer lugar por supuesto; y segundo, el impacto ambiental tan fuerte que va a tener”.

“Estoy aquí para defender este predio, este predio que esté libre de estas innumerables construcciones, ya lo dijo el Papa en su encíclica ‘Laudato si’, ya basta que los habitantes de este planeta, y lo digo de los habitantes de la ciudad de México, estén cada vez más entre metal, cemento, vidrio y escombros, ya basta”, apuntó.

Resaltó que alista el punto de acuerdo para presentarlo en la máxima tribuna del país, como lo ha hecho en la defensa del bosque de Chapultepec con el caso de Montes Apalaches o del parque “Reforma Social”.