Registra 30% de avance primera fase de obra en la nueva L-1 del Metro

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de agosto, (CDMX MAGACÍN).- En atención a la Modernización de La Nueva Línea 1 del Metro, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, supervisó los trabajos, los cuales presentan un 30 por ciento de avance, que incluye entre otras tareas el retiro de vías y balasto.

“Llevamos alrededor del 30 por ciento de avance (de la primera fase), en el retiro de todo lo que tiene que salir del túnel, para después entrar a la segunda fase, que va a ser ya el inicio de la colocación de todo el material nuevo, para poder hacia el final −en alrededor de ocho meses−, poder tener completo este tramo en donde estamos trabajando”, dijo durante un recorrido por la estación Pino Suárez.

En un video difundido por redes sociales, la mandataria capitalina explicó que se abrió una de las rejillas de ventilación para extraer el balasto con apoyo de excavadoras y camiones de carga; posteriormente, bajó al andén de la estación para verificar el retiro por completo de las vías en este tramo, la recolección del balasto y la limpieza de la superficie para que los trabajadores puedan iniciar con la segunda etapa de la obra que es la colocación de material nuevo.

El director del Metro, Guillermo Calderón Aguilera, detalló que en Pino Suárez se están extrayendo diariamente 650 metros cúbicos de balasto y en Salto del Agua 350 m3, que suman mil m3 de residuos pétreos.

“Llevamos 7 mil a la tercera semana de trabajo, de los 40 mil que tenemos que extraer en esta parte”, precisó.

En cuanto al retiro de vías, Calderón Aguilera precisó que se lleva un avance de 6 kilómetros de los 20 que deben quitarse en la primera fase de obra. Los trabajos de retiro de materiales contemplan sistemas de control, cables de tracción, entre otro tipo de equipamiento.

Por su parte, el secretario de Movilidad, Andrés Lajous Loaeza, reportó en las inmediaciones de Pino Suárez que el servicio emergente de apoyo a los usuarios de la Línea 1 del Metro continúa operando diariamente con 300 unidades RTP y personal de asistencia en cada una de las estaciones y paradas.

“Estamos haciendo mejoras en ciertos servicios donde hemos visto que ha incrementado la afluencia, como, por ejemplo, en la Línea 4 del Metrobús en la zona central, se están habilitando circuitos para atender −sobre todo en las tardes− mejor a los pasajeros; y, también en la Línea 7 de Metrobús donde vimos un incremento a partir de viajes de personas que se bajan en Garibaldi de la línea del Metro”, dijo.

 

Otras de las mejoras realizadas en infraestructura es la extensión de techumbres en varias de las estaciones, así como en la señalética para que los usuarios identifiquen las paradas donde pueden llevar a cabo ascensos y descensos y que coinciden con las estaciones del Metro.

 

“Pero también conozcan los circuitos permiten llegar más rápido a sus destinos; por ejemplo, habilitamos un servicio exprés de 5:30 de la mañana a 8:30 de la mañana que va de Zaragoza a Balderas y está teniendo mucho éxito entre los usuarios”, mencionó Lajous Loaeza.

 

A las labores de supervisión también acudieron diferentes encargados de obra, arquitectos y trabajadores del STC Metro, la empresa CRRC y COMSA.


Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *