Firman fusión Fiat-Chrysler y Peugeot

Ciudad de México, 18 Diciembre (MENSAJE POLÍTICO /CÍRCULO DIGITAL).-Los grupos automotrices Peugeot-Citroën (PSA) y Fiat-Chrysler (FCA) anunciaron este miércoles la firma de un acuerdo de fusión, mediante el cual crearán el cuarto gigante automovilístico del mundo.

Los fabricantes de automóviles franceses e italoamericanos confirmaron en una declaración conjunta «un atractivo acuerdo de aproximación» con vistas a una fusión entre iguales de sus actividades.

La nueva entidad así creada se convertirá en «el cuarto mayor fabricante de automóviles del mundo en volumen y el tercero en facturación, con ventas anuales de 8.7 millones de vehículos y una facturación consolidada de casi 170 mil millones de euros».

El futuro grupo de más de 400 mil empleados será propietario de 14 marcas de automóviles: Peugeot, Citroën, DS, Opel, Vauxhall traídos por los franceses y Fiat, Chrysler, Jeep, Alfa Romeo, Maserati, Lancia, RAM, Dodge, Abarth de la parte italoestadunidense.

Los dos grupos esperan ahorros de tres mil 700 millones de euros en un año completo «sin el cierre de la planta relacionado con esta transacción», indicó el comunicado.

John Elkann, actual presidente de FCA y heredero de la familia Agnelli, presidirá la nueva junta directiva, mientras que Carlos Tavares, ahora presidente de la junta ejecutiva de PSA, se convertirá en director gerente del grupo fusionado.

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, destacó que «este acuerdo es una muy buena noticia para Francia, para Europa y para nuestra industria automotriz».

«Representa una etapa importante en la creación de un campeón europeo, cuarto constructor automovilístico mundial, para responder a los desafíos de la movilidad sostenible», afirmó Le Maire en una declaración reproducida por el diario Le Monde.

La finalización de la fusión debería llevarse a cabo dentro de doce a quince meses, según el comunicado de prensa. El proyecto debe, de hecho, ser aprobado por las asambleas generales de los grupos y pasar bajo los tenedores reguladores y legales de caudina (leyes antimonopolio en particular) en Francia, Italia y los Estados Unidos.