CNDH llama a romper silencio contra agresión de menores

0
38

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de abril, (RELOJ CIUDADANO / CÍRCULO DIGITAL).–El Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, llamó a romper el silencio contra las agresiones de niñas, niños y adolescentes, al reiterar su solidaridad con el trabajo de los defensores de derechos humanos en pro de la protección de los derechos fundamentales y por la construcción del sistema democrático nacional.

Al participar en la inauguración de la Primera Conferencia Nacional por los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, organizada por la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), refrendó su propuesta plasmada en la Recomendación General 25 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Lo anterior, para que desde diferentes instancias se lancen campañas públicas en materia de reconocimiento y no estigmatización del trabajo de las personas defensoras de derechos humanos y se haga énfasis en la importancia de su labor.

Además, para crear conciencia del respeto a los derechos de estos luchadores sociales durante el ejercicio de sus actividades, sensibilizar a la población en general y especialmente a los servidores públicos que pudieran, por alguna razón, estar en contacto con ellos, se informó en un comunicado.

En este marco, el titular de la CNDH instó a generar y priorizar las políticas públicas de prevención de la violencia hacia los defensores de derechos humanos, para lo cual se deberán adoptar las medidas suficientes y necesarias para proteger sus derechos fundamentales.

González Pérez convocó por otra parte a las organizaciones de la sociedad civil, académicos y medios de comunicación a conjuntar esfuerzos para romper el silencio contra las agresiones sexuales de niñas, niños y adolescentes.

Esto es, contra el abuso, acoso, violación, turismo, pornografía, trata, lenocinio y explotación, con el fin de coadyuvar en el cambio de mentalidad de la sociedad para no ser permisiva, así como para que condene y denuncie toda forma de vulneración que afecte el pleno desarrollo de la personalidad de la niñez y adolescencia.

El ombudsman nacional señaló que el costo de la violencia contra niñas, niños y adolescentes es muy alto, por los graves daños y afectaciones que produce y sus efectos duraderos.

Por ello, demandó dar prioridad a la prevención, identificación y acotamiento de los factores de riesgo que la generan o propician, que pueden ser de carácter social, económico, político o cultural.

“No podemos permitir que nuestra niñez y nuestros adolescentes convivan, padezcan y condicionen su conducta al miedo, a la inseguridad”, anotó.

Ante los participantes reunidos en el Museo “Franz Mayer”, llamó la atención para generar indicadores que permitan compilar, analizar y difundir datos desglosados y confiables sobre la violencia contra este sector poblacional.

Respecto de la construcción de entornos no violentos en el hogar, escuela y comunidad, detalló que la CNDH pone énfasis en la prevención y abatimiento de la violencia contra la niñez y adolescencia en centros escolares, tarea que requiere la intervención conjunta, responsable y articulada de autoridades, docentes y comunidad escolar.

Tras reconocer el trabajo de la REDIM, especialmente para visibilizar el problema de la violencia en México, apuntó que encuentros como el que hoy inicia son muestra del interés por transformar nuestro presente.

En su intervención, Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), pidió a las organizaciones de la sociedad civil ahí reunidas hacer un esfuerzo que permita el trabajo conjunto entre gobernantes y gobernados.

Destacó el trabajo de REDIM y su visión para promover un movimiento social y cultural para que niñas, niños y adolescentes conozcan, ejerzan y disfruten sus derechos.

Apoyó la labor de los defensores de derechos humanos y señaló que la Secretaría de Gobernación (Segob) tiene las puertas abiertas para trabajar de manera coordinada en esta materia.

Juan Martín Pérez García, Director Ejecutivo de REDIM, agradeció a las organizaciones que participaron en la Primera Conferencia Nacional por los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que permiten tener esperanza de que los derechos fundamentales se hagan realidad.

El evento constituye una oportunidad para que el Programa Nacional sobre Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes pueda incorporar de manera enfática y contundente la prevención de la violencia y restitución del daño. La violencia en su contra es injustificable.

La titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Laura Vargas Carrillo llamó a articular los esfuerzos que hacen las instituciones públicas y del sector privado, que tienen clara la importancia de que los niños y adolescentes crezcan en un ambiente de respeto, paz, armonía, y sin violencia.

La representante de UNICEF México, Isabel Crowley aseguró que en México dos de cada diez personas que se consideran desaparecidas son niños, niñas y adolescentes, cifra que preocupa y hay que ponerle toda nuestra atención.

Indicó que el Comité de los Derechos de los Niños revisó el cuarto y quinto informes del Estado mexicano en relación del cumplimiento de la convención y expresó en 2015 su preocupación por la situación de la niñez, respecto al respeto a la vida, la sobrevivencia y el desarrollo en contextos de violencia armada, tráfico y crimen organizado.

El Representante Adjunto de la Oficina del Alto Comisionado para los Derecho Humanos de la ONU, Jesús Peña Palacios, señaló que los estándares internacionales establecen que el estado debe brindar una especial atención a las niñas, niños y adolescentes, por su condición de vulnerabilidad.

La presidenta de la Junta Directiva de Aldeas SOS, Martha Escalera Guzmán señaló que atender a la infancia es atender las necesidades más básicas de la humanidad, porque no hay edad en que dejemos de tener necesidad de amor, cuidado y de seguridad.

Aparentemente en México cada año aumenta en un 50 por ciento la cantidad y la gravedad de la violencia; la agresión cada vez es mayor. Según la ONU, dijo, en el mundo existen 275 millones de niñas y niños que son maltratados con golpes, humillaciones y abandono.

Ricardo Bucio Mújica, Secretario Ejecutivo del Sistema de Protección Integral de Niñas y Niños y Adolescentes, comentó que actualmente hay una violencia en las redes sociales, en los medios de comunicación, en la publicidad, en el bullying, en la violencia intrafamiliar, la violencia institucionalizada, que se reproducen en cada rincón del país.

Indicó que hay condiciones adversas que tienden a normalizar este fenómeno y que es un peligro que los niños y adolescentes asuman que la violencia sea un mecanismo de relación humana, una forma de socialización o interrelación, o que la sociedad considere que es un estándar normal, no mayor que en otros países.

En este acto también se contó con la presencia en el presídium de la Procuradora Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Sistema Nacional DIF, Nelly Montealegre Díaz.

Comments are closed.