Demandan reducir hasta 50% tarifa de luz ante emergencias y en estados con calor extremo

Ciudad de México, 10 Agosto (CDMX MAGACÍN).-Con el objetivo de apoyar a la población ante posibles eventualidades, el senador Arturo Bours Griffith presentó una iniciativa con proyecto de decreto, a fin de que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aplique descuentos de, por lo menos, 50 por ciento a las tarifas eléctricas en caso de emergencias sanitarias declaradas por las autoridades de salud.

La modificación al artículo 139 de la Ley de la Industria Eléctrica, explicó el legislador de Morena, facultaría a la CRE para que reduzca el 50 por ciento a los cobros del suministro a los municipios que durante la temporada de verano experimenten altas temperaturas o clima extremo, tendría efecto del 30 de mayo al 30 de septiembre de cada año.

Lo mismo aplicaría para las demarcaciones que en temporada de invierno presenten temperaturas inferiores a los ocho grados centígrados, en este caso, el periodo comprendería del uno de diciembre al 28 de febrero, expuso.

El proponente dijo que su iniciativa busca, en primera instancia, que se consideren todas las repercusiones que presenta la población cuando se declara una emergencia sanitaria como la que hoy prevalece en el país; situación que obliga la actuación directa del Estado para apoyar a las y los mexicanos afectados.

Con la reducción de tarifas eléctricas, dijo, se pretende ayudar de manera directa a la población, tanto a la que vive en zonas donde los climas son extremos, como un apoyo general cuando se presente una pandemia, o alguna otra situación sanitaria.

Refirió que uno de los servicios básicos que se debe cubrir de manera periódica es la energía eléctrica, pero en el contexto de la pandemia, cientos de miles de familias se vieron importunadas por la pérdida del empleo, lo que ha dificultado la cubertura de sus gastos mínimos necesarios.

Bours Griffith refirió que el ajuste al cobro de energía en las entidades donde se presentan temperaturas extremas, cálidas o gélidas, podría ir del 30 al 50 por ciento, pues al tratarse de condiciones climáticas, se requieren medidas para mantener temperaturas que no sean dañinas o vulneren la salud población.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, durante la temporada de primavera y verano, la temperatura en Baja California, Sonora, Sinaloa, Nuevo León, Tamaulipas, Michoacán, Guerrero, Yucatán, entre otras entidades del país, oscila entre los 35 y 40 grados centígrados, lo que ocasiona una fuerte demanda de energía eléctrica para poder soportar dichas temperaturas y para mantener los alimentos en buen estado.

La iniciativa con proyecto de decreto que busca adicionar dos párrafos a la Ley de la Industria Eléctrica, fue turnada de manera directa, para su estudio, a las Comisiones Unidas de Energía; y de Estudios Legislativos, Segunda, de la Cámara de Senadores.


Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *