El sismo del 19, una nueva oportunidad de reconvertir a la sociedad : Magy Fisher

Ciudad de México a 26 de Enero (DAVID POLANCO / CDMX MAGACÍN/ CÍRCULO DIGITAL).-Al participar en el “Foro Internacional: después del 19S ¿Cómo construir una mejor ciudad” organizado por la Fundación por una Mejor Ciudad A. C, la diputada local del PAN, Margarita Martínez Fisher, sostuvo que después de esta tragedia el reto es internalizar como sociedad, acordar como Ciudad desde todas las voces y los actores, instrumentos para que los beneficios del desarrollo impliquen beneficios sociales, porque hoy la realidad es que nos enfrentamos a una grave socialización de sus costos e impactos.

La presidenta de la Comisión de Desarrollo Urbano e Infraestructura Urbana de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), VII Legislatura, señaló que los costos por malas prácticas urbanas y corrupción han generado una enorme irritación social: la ciudadanía siente y sabe que hay autoridades y actores privados que deliberadamente violan las normas urbanas sin consecuencia alguna. Mientras a los buenos, a los que quieren hacer las cosas bien se les castiga con trámites y trabas, quienes abusan obtienen enormes beneficios. Esto tiene que parar.”

Durante el desarrollo de la mesa de trabajo “Habitar la ciudad central: Oportunidades para todos”, la diputada de Acción Nacional comentó que la consolidación y habitabilidad de los barrios centrales puede generar oportunidades para la prosperidad de la ciudad, el bienestar de poblaciones vulnerables, la generación de valor y el desarrollo de mercados.

“Coincido con esa posibilidad y con la perspectiva de que la centralidad no solamente requiere generar valor y desarrollo, si no en primer lugar oportunidades”.

Martínez Fisher señaló que un ejemplo de ello es que no se ha logrado revertir exitosamente la tendencia de despoblamiento en delegaciones centrales como Miguel Hidalgo (-0.4) y Venustiano Carranza (-0.2), ni se ha generado una consolidación de su reversión en Iztacalco (0.4) y Cuauhtémoc (0.2). Quizá una de las Delegaciones en las que podría consolidarse –con la mayor tasa de crecimiento es Benito Juárez (1.8).

Si bien existe movilidad interdelegacional 2010-2015 hacia principalmente la Benito Juárez, Cuauhtémoc, Coyoacán y Miguel Hidalgo, en general el saldo neto migratorio sigue negativo para la Ciudad: 222,456 =-2.7% en 2015.

Sin embargo, las tendencias poblacionales de las delegaciones centrales Benito Juárez, Cuauhtémoc, Iztapalapa, Iztacalco, Miguel Hidalgo siguen siendo todas negativas rumbo a 2030, lo que implica que se tenga una mayor expansión urbana, ocupación del suelo de conservación con sus correspondientes efectos negativos, mayor costo en inversión de infraestructura, más tiempos de traslados y mayores costos para las personas y sus familias.
.
La presidenta de la Comisión de Desarrollo Urbano e Infraestructura Urbana comentó que desde su punto de vista, se debe plantear cómo resolver la demanda de vivienda principalmente para personas de ingresos medios y urgentemente para sectores sociales y populares, demanda que la Ciudad no ha logrado resolver. Solo en 2015 la estimación de 1´159,480 de créditos (CONAVI).

“La densificación urbana y el desarrollo orientado al transporte requieren el diseño de proyectos ejecutivos visibles, sensibles y concretos en materia de infraestructura, espacios público y revalorización del patrimonio son necesarios”.

Martínez Fisher dijo que una de las causas de la problemática, se encuentra en la falta de un marco normativo adecuado. La legislación e instrumentos programáticos del desarrollo y la infraestructura urbana, es profusa, se encuentra fragmentada y desactualizada.

La actual fragmentación política y el enojo social impiden una discusión técnica, con visión de largo plazo de los instrumentos legales aún vigentes y los que requieren ser actualizados. La Constitución de la Ciudad –si bien es un avance fundamental en diversas materias- no resolvió de fondo la fragmentación entre ámbitos de competencia (verificaciones, usos de suelo) y determinó que los nuevos instrumentos en materia de ordenamiento territorial prácticamente se logren aprobrar en el año 2021.

En esta Legislatura trabajamos para generar condiciones que nos permitan recuperar la confianza de los ciudadanos. Entiendo que se requiere afinar estos instrumentos –no trabar el desarrollo- pero hoy la ALDF contará con un consejo consultivo de carácter técnico para el análisis de las iniciativas en la materia, los ciudadanos tienen mejores mecanismos de defensa frente a abusos y se ha establecido la necesidad de ejecutar políticas de máxima publicidad en la actuación de la autoridad.