Sin ilegalidades Planta de Termovalorización de CDMX

Ciudad de México a 24 de enero (CÍRCULO DIGITAL).-El Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México negó la suspensión definitiva al amparo interpuesto por particulares contra la Planta de Termovalorización del Bordo de Xochiaca por presuntas afectaciones de orden público y de interés social.

De acuerdo con la resolución del expediente 1608/2017, el diseño, construcción, puesta en marcha, operación y mantenimiento de la Planta de Aprovechamiento de Poder Calorífico de Residuos Sólidos Urbanos no causa perjuicio al interés colectivo.

Al contrario, atiende la urgencia de implementar nuevas tecnologías que permitan resolver en mayor medida el manejo de los residuos para producir energía eléctrica y minimizar el uso de rellenos sanitarios en la Metrópoli, señaló el Juzgador.

En su sentencia agregó que los beneficios sociales significarán una alternativa tecnológica para la recuperación de energía que será utilizada en el Sistema de Transporte Colectivo-Metro.

En la Zona Metropolitana no hay espacio para un nuevo relleno sanitario y su administración, además, es finita, costosa y delicada, por la posibilidad de dispersión de los desechos, argumentó.

El Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa puntualizó que la calidad del aire de la Ciudad de México sigue siendo un elemento ambiental, social, económico y político de resolución compleja que no puede disociarse de la expansión de la traza urbana.

“Les puedo decir que ha sido negada esta suspensión definitiva. Recordarán ustedes que primero fue la suerte de la provisional y ahora está ya la definitiva”, afirmó este miércoles el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

En este sentido, el GCDMX reconoció la decisión judicial porque privilegia el interés colectivo y sostuvo que la Planta de Termovalorización nunca ha pretendido afectar ningún principio de legalidad.

En su momento, los quejosos acusaron al Jefe de Gobierno de publicar de forma irregular el ordenamiento jurídico y administrativo que aprobó la Asamblea Legislativa, lo cual no tuvo fundamento.

Asimismo, argumentaron que el órgano legislativo aprobó un dictamen que afectaba los remanentes de participaciones federales correspondientes para la urbe.

La Planta permitirá a la administración local generar electricidad para los servicios de la metrópoli, con el aprovechamiento de 4 mil 500 toneladas diarias de residuos sólidos.