Coordina Concanaco Servytur representación mexicana en cumbre de 25 cámaras de México, EU y Canadá

• Las 25 cámaras firmaron un acuerdo conjunto para que sus gobiernos actualicen y mantengan el Tratado para garantizar el éxito económico de los tres países

Ciudad de México a 24 de Enero (JUAN R. HERNÁNDEZ/CÍRCULO DIGITAL).-Bajo la coordinación de Ricardo Navarro Benítez, vicepresidente nacional de la Concanaco Servytur y representante del organismo en el Cuarto de Junto, de Rubén Sánchez Robledo, quien fungió como vocero y de nuestros expertos del Cuarto de Junto, Octavio de la Torre y Edmundo Victoria, la comitiva mexicana dialogó en Montreal con dirigentes de 18 cámaras de comercio de Estados Unidos y Canadá.

Se analizaron diversos temas como comercio electrónico y otros que interesan al sector empresarial. Se realizaron varios paneles en los que hubo participación de los asistentes mexicanos. Al final de la reunión se acordó una declaración conjunta que fue difundida en los tres países, con el fin de influir en sus gobiernos para que actualicen y mantengan el TLCAN y se garantice el éxito económico de la región.

El encuentro reunió a siete cámaras de comercio metropolitanas mexicanas, a las ocho cámaras de comercio más grandes de Canadá y a 10 cámaras de comercio estadounidenses importantes. La representación de nuestro país acudió a la cumbre empresarial a invitación de la parte canadiense.

Además de la representación de la Concanaco Servytur, en el encuentro estuvieron presentes las cámaras de comercio de la Ciudad de México, Chihuahua, Mérida, Monterrey, Querétaro, Tijuana y Veracruz.

También participaron las cámaras de comercio estadounidenses de Albany, Boston, Cleveland, Dallas, Detroit, Kansas, Los Ángeles, Minneapolis, San Antonio y San Luis, mientras que estuvieron presentes las cámaras canadienses de Brampton, Calgary, Edmonton, Halifax, Montreal, Toronto, Vancouver y Winnipeg.

En la reunión, realizada en vísperas de la Sexta Ronda de Negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América, los representantes de las 25 cámaras de comercio firmaron una declaración conjunta en la que señalaron que coinciden en los siguientes objetivos.

1. Comparten el deseo en común de mantener el libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.
2. Solicitan a sus respectivos gobiernos que acuerden un TLCAN actualizado y que lo mantengan, a fin de garantizar el éxito económico de las tres naciones en el futuro.
3. Mantienen una movilización a favor de la actualización del TLCAN, conduciendo a un acuerdo comercial futuro.

Indicaron que los objetivos de ese encuentro de trabajo se centraron en definir los posibles retos con respecto a la actualización del TLCAN, de comprender los riesgos que el fracaso de las negociaciones en curso implicaría para las empresas, pero sobre todo de enviar un fuerte mensaje a los tres gobiernos sobre la importancia del tratado y de mantener el acceso libre al mercado norteamericano.

Los dirigentes de las cámaras de comercio indicaron que gracias al TLCAN el comercio trilateral entre las tres naciones llegó a 1.5 billones de dólares al año, lo que representó que creció en más de 400 por ciento el comercio trilateral, a partir del establecimiento del acuerdo.

Expusieron que con el TLCAN se estimularon las inversiones entre los tres países y, de esta manera, los capitales extranjeros y directos en Estados Unidos que provienen de Canadá aumentaron de menos de 40 mil millones de dólares a casi 400 mil millones de dólares. Por su parte, las inversiones extranjeras y directas en Estados Unidos que provienen de México aumentaron casi 10 veces.

Añadieron que 14 millones de trabajos en Estados Unidos, 2 millones de empleos en Canadá y 3 millones de plazas en México dependen del comercio entre los tres países miembros del TLCAN. De los 14 millones de trabajos en la Unión Americana, 5 millones están directamente relacionados con el crecimiento del Tratado y muchas empresas resultarían afectadas de no continuarse.

En la declaración conjunta precisaron que 40 por ciento del contenido de todas las importaciones de Estados Unidos que provienen de México se fabricaron originalmente en la Unión Americana y esta integración aumenta enormemente el costo de romper con una zona de libre comercio en la región, tanto para los países como para las empresas.

Por todo lo anterior, ratificaron su postura ante los gobiernos de los tres países para que actualicen y continúen el TLCAN.