Ciudad de México a 10 de Enero (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-La  invasión a la privacidad de las personas o empresas es un delito peligroso que vulnera la seguridad e intimidad de los individuos y México es un mercado de fácil acceso para la industria del espionaje. Existen diversidad de software y programas informáticos que permiten brindar servicios para el registro e intervención telefónica, perfiles de conducta, actividades, tendencias e intereses de cualquier persona o accesos a cuentas privadas sin restricción alguna.

Por lo tanto, el senador Luis Humberto Fernández expresó la conveniencia de que el Estado Mexicano desincentive esta práctica creciente, cuyo descontrolado uso ha desencadenado escándalos de la magnitud de Pegasus.

La presente iniciativa busca sancionar la compra, venta y posesión de dispositivos electrónicos, programas informáticos, así como contraseñas, códigos de acceso o datos informáticos que transgredan la privacidad de las personas sin su consentimiento.

Se propone sancionar la venta de equipos o programas informáticos, así como la prestación de servicios, diseñados o adoptados para la intervención de comunicaciones privadas, geolocalización sin consentimiento del interesado o la interceptación de datos de navegación en internet.

La intención es condenar todas aquellas prácticas que se realizan por medios electrónicos con el fin de ser utilizadas para violar las comunicaciones privadas, contraseñas, códigos de acceso o datos informáticos que permitan tener acceso a la totalidad o a una parte de un sistema informático.

 La iniciativa del senador Fernández Fuentes fue suscrita por los senadores del Partido Acción Nacional, Adriana Dávila Fernández, Mariana Gómez del Campo, Francisco Salvador López Brito y Sonia Rocha Acosta, y la senadora del PRI, María del Rocío Pineda Gochi.