CIUDAD DE MÉXICO, 19 de mayo, (POLITIQUERÍAS / CÍRCULO DIGITAL).- Ante la contingencia ambiental en la Ciudad de México, senadores priistas exhortaron al jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Angel Mancera, y al Jefe Delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal,  a instrumentar un programa de retiro de automóviles abandonados, siniestrados e incluso de algunos funcionarios que bloquean diversas vialidades de la capital.

En un punto de acuerdo presentado en la Comisión Permanente del Congreso y publicado en la Gaceta Parlamentaria, la senadora Verónica Martínez Espinoza expuso que afuera de Agencias del Ministerio Público y oficinas delegacionales de la capital, se encuentran automóviles estacionados incluso en doble fila, lo que provoca un mayor tráfico y contaminación.

“Son prácticamente corralones en la vía pública”, en la delegación Cuauhtémoc, donde hay autos siniestrados que tienen meses o años estacionados afuera de las oficinas públicas, pero también en zonas como Xochimilco, donde afuera de una agencia del Ministerio Público, en Cuemanco, se bloquea incluso un carril del Periférico, subrayó.

Expuso que de acuerdo con el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), existen 1.8 millones de cajones en la Ciudad de México, lo cual agrava el problema de la movilidad y vialidad ya que se utilizan espacios públicos, calles e incluso banquetas para estacionar vehículos.

Martínez Espinoza ejemplificó que en las inmediaciones de la demarcación Cuauhtémoc, son estacionados los vehículos de funcionarios públicos, además de que los autos “chatarra”, abandonados o siniestrados que están afuera de una agencia del Ministerio Público en doble fila.

“Para cualquier ciudadano el utilizar este tipo de espacios, como lo son las calles para estacionar un vehículo por más de una hora, se traduce en sanciones que van desde multas económicas, arrastre de grúas o instalación de inmovilizadores mejor conocidos como “arañas” con multas que van de mil 399 a dos 098.5 pesos, más el arrastre al corralón”, apuntó.

Lamentó que en estos días de contingencia ambiental no exista conciencia, ni un plan para limpiar las vialidades de estos bloqueos permanentes provocados por las propias autoridades de la Ciudad de México por lo que se propuso exhortar al jefe de gobierno y al titular de la Secretaría de Seguridad Pública a establecer un programa que permita retirar los vehículos abandonados.

Asimismo “se exhorta respetuosamente al Jefe Delegacional en Cuauhtémoc a promover entre el personal y los funcionarios de la demarcación la no utilización de las calles que circundan y aledañas al edificio delegacional como estacionamiento público para con ello permitir un mejor flujo vehicular en la zona”.