París retira los grafitis de la emblemática plaza de la República

PARÍS, 02 de agosto, (DOBLE TINTA / CÍRCULO DIGITAL).- La estatua de bronce que preside la parisina plaza de la República, convertida en memorial de las víctimas de los atentados yihadistas y epicentro del movimiento de protesta «Nuit debout», recuperará su esplendor el 11 de agosto, tras la operación de limpieza de grafitis y recuerdos que se inició esta semana.

Exceptuando las flores y las velas, todas los mensajes y muestras de solidaridad serán «recogidos, conservados, fotografiados y digitalizados en los archivos de París», prometió al diario francés «Le Parisien» el primer teniente de alcalde de la ciudad, Bruno Julliard.

Los primeros andamios llegaron ayer junto con los restauradores de las imágenes en bronce que decoran la base de la estatua, y la Dirección de Limpieza y Agua de París tomó hoy el relevo para lustrar la piedra del monumento con agua y arena a presión.

«Tu ne tueras pas» (No matarás), decía el mayor de los grafitis que cubren la base de la colosal estatua, convertida en lugar de homenaje a las víctimas del atentado contra el semanario satírico «Charlie Hebdo» de enero de 2015 y a las de la masacre del pasado 13 de noviembre en París.

A partir del 31 de marzo de 2016, las más de tres hectáreas de superficie de la plaza se transformaron también en el emblemático lugar donde diariamente se concentraba el movimiento «Nuit Debout» (Noche en pie) que reunió a los «indignados» franceses.

«Espero que no vuelva a pasar», dijo un viandante a Efe, al ser preguntado sobre la posibilidad de que pinten de nuevo el monumento de aquí a pocos meses.

«Hay otros medios menos destructivos para expresarse y creo que ha sido un fallo enorme por parte del Gobierno haber dejado a los izquierdistas instalarse así en la plaza en pleno estado de emergencia», agregó.

Esta operación de limpieza abre de nuevo el debate sobre el vallado del monumento, no solo para evitar pintadas, sino también para impedir sucesos como el del pasado septiembre, cuando un joven perdió la vida tras subirse a la estatua durante las fiestas de la «Techno Parade».

La icónica estatua de la «Marianne» -una alegoría de la República en forma de mujer que corona el monumento de casi 25 metros de alto, rodeada de las de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad- nunca había sido limpiada desde su inauguración, en 1883.