Intentará Rajoy formar gobierno tras ser propuesto por rey de España

MADRID, 28 de julio, (AMPRYT / CÍRCULO DIGITAL).- El rey de España Felipe VI propuso hoy a Mariano Rajoy como candidato a la presidencia del gobierno español, por lo que el mandatario anunció que intentará lograr apoyos para ser investido por el Congreso, donde carece de mayoría absoluta.

En rueda de prensa, el jefe del gobierno en funciones informó que aceptó el encargo del rey, al encabezar el partido político más votado y con más escaños en el Congreso de los Diputados, tras las elecciones del 26 de junio pasado.

El monarca propuso a Rajoy tras realizar esta semana una ronda de consultas con representantes de partidos políticos, en la que constató que no hay aún acuerdo para que Rajoy pueda ser aprobado por la Cámara, ya que sólo tiene 137 de los 350 escaños.

Según el sistema parlamentario español, tras los comicios es el Congreso el que elige al presidente del gobierno (tras ser propuesto por el rey) con el voto de 176 (la mitad más uno de la Cámara), o bien en una segunda votación por mayoría simple (más votos a favor que en contra).

De momento, Rajoy sólo tiene una oferta de apoyo de un voto de Coalición Canaria y de abstención en una segunda votación por parte de los 32 diputados de la formación de centroderecha Ciudadanos, mientras el resto de fuerzas políticas expresaron su negativa a votarle.

En su rueda de prensa Rajoy no despejó la duda sobre si se va a presentar o no al debate de investidura en caso de no conseguir los apoyos (39 votos de otros partidos) y precisó que en un plazo razonable informará si los obtiene o no.

Aseguró que buscará a los líderes de otros partidos, principalmente el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con 85 escaños, y con Ciudadanos, que consideran que comparten con el Partido Popular (PP) valores de defensa de unidad de España.

El líder socialista Pedro Sánchez declaró este jueves, tras entrevistarse con el rey, que no se va a apoyar lo que se quiere cambiar, por lo que se mantiene su negativa en la votación de investidura.

De forma previa, el dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera, planteó que las salidas al bloqueo político son: un gobierno sin Rajoy formado por PP, PSOE y su formación, o bien que todos se abstengan para que Rajoy encabece un gobierno en minoría.

Por su parte, Pablo Iglesias, de la coalición Unidos Podemos (con 71 diputados en la cámara), consideró que quizá es momento de planear un gobierno alternativo encabezado por el PSOE y con apoyo de fuerzas de izquierda.

El proceso de cara a una investidura de Rajoy es el segundo intento por formar gobierno (el primero tras los comicios del 20 de diciembre), después de que al negarse el mandatario a hacerlo a inicios de año Sánchez tomó la iniciativa (con el aval del rey) y perdió las votaciones en el Congreso.

Tras aceptar el encargo del rey, Rajoy y la presidenta del Congreso de los Diputados deben fijar una fecha para el debate de investidura.

En caso de que fracase la investidura en el Congreso, se tiene un plazo de dos meses a partir de la fecha de la primera votación, para que los partidos políticos intenten un nuevo acuerdo, o en caso contrario se convocaría a nuevas elecciones.