Huyen por extorsiones, crimen y bloqueos

Tras la Puerta del Poder

*Roberto Vizcaíno

– El reto planteado al Gobierno por el crimen organizado y la CNTE hace crisis  

– Ya comienzan a irse grandes empresas y otras amenazan con parar y despedir gente

– Los gobernadores en la picota pública y judicial son 5: Padrés, Medina, los Duarte y Borge

 

Como el personaje mítico de Sísifo, condenado por los dioses a empujar una enorme piedra hacia la cima sólo para que esta caiga y ruede de nuevo hasta el valle, así el presidente Enrique Peña Nieto ve cómo su esfuerzo por abrir mercados internacionales y atraer inversiones extranjeras se evaporan ante el embate de la inseguridad, la violencia, las extorsiones de un repuntado crimen organizado escenario al que se suman ahora los embates y bloqueos de la CNTE.

Unos y otros, cuyo combate también cae en la responsabilidad de Peña Nieto, mantienen no sólo en vilo la vida de muchos mexicanos, sino ahora de las grandes empresas nacionales y trasnacionales que operan en México.

Así al encabezar un encuentro empresarial de alto nivel para rendir su Informe de Seguridad Empresarial 2015-2016, el presidente de la American Chamber, Ernesto Hernández advirtió que el repunte de la inseguridad en el país, debido al reposicionamiento del crimen organizado, ha obligado al menos a 10 grandes empresas a mudarse de estado y a otras 13 más a suspendan su producción.

El escenario, del cual ya fue informado el Gobierno de México a través del Secretario de Economía y otras fuentes del primer círculo del presidente Enrique Peña Nieto, dijo, también ha obligado a 8 grandes consorcios a abandonar México para irse a Estados Unidos o Canadá, indicó.

Hoy, precisó, los sondeos y reportes de los socios de la poderosa Cámara, advirtió indican que los estados más inseguros para las empresas norteamericanas son: Tamaulipas, Estado de México, Veracruz, Guerrero, Coahuila, Sinaloa, San Luis Potosí, Michoacán, Ciudad de México y Aguascalientes.

El análisis precisa que de igual manera que el municipio más riesgoso para la actividad industrial y empresarial norteamericana es  el de Reynosa, en Tamaulipas.

Ahí se reportaron los mayores desafíos en seguridad empresarial.

A este le siguen Ecatepec, en el Estado de México; Iztapalapa, en la Ciudad de México; Monterrey, en Nuevo León; Morelia, en Michoacán; Guadalajara, en Jalisco; Acapulco, en Guerrero; Veracruz, en Veracruz; Torreón, Coahuila, y Culiacán, Sinaloa.

En todos ellos y prácticamente en todo el país, precisó, los delitos que más crecieron a partir de 2015 fueron la extorsión, el robo, ataques a transportistas y agresión a empleados.

En síntesis: La extorsión afecta a 49% de los encuestados.

Es así que el crecimiento de la inseguridad ha obligado a las empresas a realizar fuertes gastos extraordinarios en equipo, capacitación y contratación de dispositivos de seguridad.

Esto ha significado un aumento del costo anual de entre el 2% y 10% del presupuesto anual de operación de las empresas.

Hernández subrayó que no hay que realizar grandes análisis para encontrar que la inseguridad es el factor que inhibe con mayor fuerza la confianza de los inversionistas, el crecimiento de las empresas y pone en riesgo a los empleados y a las instalaciones.

Y todo eso se incrementa si se le suman los altos niveles de impunidad, secuestro y violencia.

Hoy los estados con mayor concentración de corporativos industriales y empresariales son la Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco y Estado de México, que también concentran el mayor número de plantas industriales.

Por lo tanto es ahí donde se presenta el mayor impacto de estos fenómenos.

AHORA LA CNTE Y SOCIOS

A todo lo anterior y como una maldición que duplica hoy el peso y complejidad de la piedra que debe rodar cuesta arriba Peña Nieto, la CNTE está a punto de provocar no sólo el cierre de las más grandes siderúrgicas que operan en México, sino ralentizar y quizá parar también las grandes plantas automotrices localizadas en el centro del país.

Todo porque al asedio y bloqueos, plantones y ataques que realizan en carreteras y ciudades de Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán ahora han sumado la toma de vías del ferrocarril que comunica al puerto de Lázaro Cárdenas.

Por ello plantas de Arcelor Mittal, DeAcero y otras ya han presentado pérdidas por sobre los 700 millones de pesos tan sólo durante la primera semana de asedio y protestas magisteriales.

El titular de Desarrollo Económico de Michoacán, Antonio Soto ha preciado que hoy mismo hay 2 mil 500 contenedores inmovilizados.

La Canacero considera que de persistir el bloqueo de vías ferroviarias por parte de la CNTE estarían en riesgo no sólo la producción de las grandes siderúrgicas de la zona, sino la permanencia de 17 mil empleos.

Este problema impide el transporte diario de más de 20 mil toneladas de insumos para la producción de acero.

Los maestros de la CNTE que son apoyados por normalistas del estado, mantienen una presencia en varios tramos de la vía del ferrocarril entre los municipios de Uruapan, Paracho, Yurécuaro, Pátzcuaro, Lázaro Cárdenas, Maravatío, Ciudad Hidalgo, Zitácuaro, Los Reyes, Arteaga y Coahuayana.

Mientras tanto en Arantepacua, municipio de Nahuatzen, hay 85 vehículos retenidos; 101 en Turícuaro y 14 en Carapan, municipio de Chilchota.

Luego de más de 8 días de bloqueo de vías del ferrocarril por parte de la CNTE, el puerto de Lázaro Cárdenas se encuentra casi paralizado. En ese lapso las trasnacionales que operan en el puerto, dejaron de contratar a más de 3 mil estibadores.

La naviera Maersk Line advirtió que de no haber una respuesta pronta del Gobierno Federal, vetará al puerto de Lázaro Cárdenas y se trasladará en un primer momento al de Manzanillo donde hoy existen todavía mejores condiciones de operación de mercancía y si los bloqueos se extienden hasta este otro sitio, entonces abandonará México.

Es por ello que empresarios e industriales exigen a Peña Nieto intervenga ya en la liberación de vías, en el rescate de los 200 vehículos de carga secuestrados y en términos generales en todos los estados donde la CNTE mantiene la ingobernabilidad.

VA LA REALIDAD

En la carrera por ver quien mete al primero de los suyos y de los contrarios en la cárcel, juego de poder que se da entre dirigentes y gobernantes panistas y gobernantes y líderes del PRI, llevan la de ganar los segundos. Y van delante porque cuentan con el control de la PGR.

Es así que esa dependencia ya aceptó que existe una amplia investigación judicial -lo que significa que el paso siguiente es la cárcel-, contra el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, su familia y entorno. De entrada ya se indagan bienes, cuentas e historial de inversiones del gobernador, su esposa Karime Macías Tubilla; su mamá la señora Cecilia de Ochoa Guasti y de su hermano, Daniel Duarte de Ochoa, incluida su suegra, María Virginia Yazmín Tubilla Letayf así como de su concuño José Armando Rodríguez Ayache y del primo de su esposa, Jorge Fernando Ramírez Tubilla.

Igual se sabe que en las entrañas de la misma PGR hay expedientes en curso contra el gobernador de Chihuahua César Duarte y de Quintana Roo, Roberto Borge y casi completados los del exgobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés.

Hoy en tribunales de Monterrey deberá presentarse a declarar el exgobernador de Nuevo León Rodrigo Medina, quien llegará portando un amparo contra su posible detención, amparo que fue otorgado ayer por un juez federal.

Mientras esto ocurre en el PRI su nuevo dirigente Enrique Ochoa Reza dio instrucciones ayer mismo para abrir los expedientes de expulsión de los gobernadores Duarte y de Borge. Al parejo en el PAN la comisión anticorrupción está a punto de expulsar de las filas de Acción Nacional a Padrés.

Cualquiera de las cosas que ocurran alrededor de estos casos, deberá suceder en los siguientes días porque ya se sabe, quien pega primero pega dos veces.

 

@_RVizcaino