Desplaza Diconsa más de 3 mil toneladas mensuales de alimento a comedores comunitarios de Guerrero

▪ En el estado existen 1,200 comedores comunitarios localizados en La Montaña, Costa Chica, Centro, Costa Grande, Norte, Tierra Caliente, Acapulco y Sierra

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de julio, (RELOJ CIUDADANO / CÍRCULO DIGITAL).—Para transformar de fondo el entorno y las condiciones de vida de las familias guerrerenses con carencia alimentaria, Diconsa abastece 1,200 comedores comunitarios que reciben mensualmente 3 mil 335 toneladas de comestibles en beneficio de 140 mil niños, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, adultos mayores y personas con discapacidad, con acceso a dos comidas calientes por día.

Operados por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), los comedores se ubican de manera estratégica en las ocho regiones en las que se divide el estado: La Montaña, Costa Chica, Centro, Costa Grande, Norte, Tierra Caliente, Acapulco y Sierra, donde existen grandes concentraciones de comunidades vulnerables.

Diconsa cumple su función principal de equipar y suministrar productos con alto valor nutricional como pastas enriquecidas para sopa, harina de maíz fortificada, puré de tomate, frijol, arroz, sardina, atún, leche, atole en polvo de amaranto, lenteja, jugo de frutas, soya, ensalada de verduras, café, agua embotellada, aceite, sal y chilorio, entre otros.

Para lograr el abasto en los 1,200 comedores comunitarios localizados en Guerrero, la paraestatal hace uso de 15 almacenes rurales: Tlapa, Ocotito, Ayutla, Tlapehuala, Huitzuco, Ometepec, Alcholoa, Chilapa, Atlixtac, San Luis Acatlán, San Jeronimito, Xochipala, Teloloapan, Olinalá y La Unión, luego que la prioridad es ofrecer cobertura alimentaria en tiempo y forma.

Las principales concentraciones de familias en situación vulnerable se ubican en Ocotito, Tlapa, Ayutla, Tlapehuala, Huitzuco y Ometepec. Los comedores comunitarios en estos lugares atienden diariamente a 79 mil 925 personas.

Además de la cobertura a comedores comunitarios, Diconsa, a través del Programa de Abasto Rural (PAR), lleva alimentos sanos, variados y suficientes a localidades en situación de pobreza con 1,754 tiendas comunitarias y 16 tiendas móviles, lo que garantiza el acceso permanente a una nutrición adecuada.