PRI va por el Senado por 2 años; PRD quiere pero no puede

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de julio, (LA RED SOCIAL / CÍRCULO DIGITAL).- Con la perspectiva de quedarse con el control en los dos últimos años de la actual legislatura, en el Senado de la República comenzó el jaloneo en el PRI por la presidencia de la Mesa Directiva de ese organismo legislativo, que implica en gran medida el control del dinero.

Fuentes internas del tricolor informaron a La Red Social que los más factibles para presidir este último tramo del Senado son Enrique Burgos, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales; Arturo Zamora, actual vicepresidente; Ernesto Gándara, presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Lilia Merodio, integrante de la Comisión de Anticorrupción.

En teoría, se cree que el coordinador de la bancada, Emilio Gamboa, será quien decida, pero lo cierto es que su imagen se encuentra sumamente lastimada en los más altos niveles del Ejecutivo Federal porque piensan que él, al igual que Beltrones, sólo ha trabajado por sus intereses personales.

Esta versión es lo que coloca el nombre de la Chihuahuense Merodio, luego de que en una reunión privada de senadores priistas, Enrique Burgos imprecó molesto a Gamboa “si no puedes con la coordinación, renuncia” y le exigió que en la Presidencia de la Mesa Directiva próxima fuera colocada una mujer, sembrando ahí el nombre de Lilia Merodio.

Esto ocurrió luego del escandalo generado por el PRI en el Senado en torno a la polémica aprobación del Sistema Nacional Anticorrupción y la famosa Ley 3d3, que incluyó a los empresarios que, por primera vez en años, realizaron una manifestación en El Ángel. Eran unos 20, pero pudieron más que 400.

También se le imputan a Gamboa el pésimo manejo sobre el tema del uso medicinal de la mariguana, la descriminalización de su posesión hasta los 28 gramos y del Mando Unico, al no desaparecer las policías municipales como lo planteó el Ejecutivo.

Mintras tanto, en el PRD aspiran aunque saben bien que no pueden, porque no tienen el número de legisladores que les permita exigir. Luis Miguel Barbosa considera que puede aplicarse el mismo esquema utilizado en la LXII Legislatura, cuando cada grupo parlamentario presidió un año el Senado.

Sin embargo, para la gente de Gamboa, dicho acuerdo no está escrito. Tuvo peso político en su momento, pero el PRD ya no tiene el mismo tamaño que al comienzo de la LXII, varios de sus actuales integrantes ya no son militantes del PRD y nada impide al PRI quedarse los dos últimos años.

Los “estrategas” de Gamboa han empezado a filtrar dicha versión en las redes más caras de internet, como Google, bajo la tésis de que “si el análisis es de seis años, se debe aplicar la proporcionalidad, lo que implica que el PRI debe presidir tres años, el PAN dos, que ya concluye en próximo 31 de agosto, y el PRD sólo uno”

Como “Plan B”, plantean que Gamboa podría acceder a que Luis Miguel Barbosa presida nuevamente la Mesa Directiva, en caso de que no pueda recomponer sus relaciones con los de más arriba. Ahora la foto de Enrique Ochoa con Beltrones podría tener más significado, por aquello de la disque “Unidad”

También se dice que estudian aplicar el esquema que ya se usó en la Cámara de Diputados, para que dos partidos presidan en un mismo año, con lo cual permitirán que, por primera vez, un legislador del Partido Verde pueda presidir la Mesa Directiva al menos seis meses, y los otros seis meses la presida un priista..