Adán, coequipero de su cuñado

De Primera Mano

*Rodulfo Reyes

El lance de Adán López Hernández, presidente estatal de Morena, contra el secretario de Gobierno, Gustavo Rosario Torres, no es un hecho aislado. Tampoco debe ser un evento para «reconocerle» al político opositor que la crítica la haya hecho abiertamente.
Hace unos días se quiso desmentir a esta columna cuando se difundió que Adán había cuestionado el nombramiento del nuevo funcionario por las diferencias irreconciliables entre el encargado de la política interna y su cuñado Humberto Mayans Canabal.
Un allegado al notario público con licencia pidió que se le diera «crédito» por oponerse «de frente» al sucesor de Raúl Ojeda Zubieta.
De Primera Mano está en posibilidades de informar que el embate de Adán al secretario de Gobierno forma parte de la estrategia de un grupo político en el que participan priístas, perredistas y el propio responsable del partido de Andrés Manuel López Obrador en Tabasco.
A esta camarilla se le conoce como el grupo de los cinco, aunque otras fuentes la identifican llanamente como los López.
El grupo de los cinco lo integran Adán, su hermana Rosalinda, su cuñado Humberto Mayans y el senador perredista Fernando Mayans, además de Raúl Ojeda.
A continuación los datos duros para demostrar que Adán no atacó a Gustavo Rosario solo porque ese día amaneció de malas, sino que su embestida fue parte de un plan cuyo cerebro parece ser quien fuera encargado de la política interna con Andrés Granier Melo:
1) En el sexenio de Granier, cuando Humberto Mayans era secretario de Gobierno, «curiosamente» Adán, que fue diputado local en la primera mitad de la pasada administración, recibía «anónimamente» información confidencial contra los funcionarios granieristas.
Por ejemplo, fue el ahora dirigente de Morena quien explotó el escándalo de la compra de salmón para los hospitales públicos de Tabasco. La información le estalló en la cara al entonces secretario de Salud, Luis Felipe Graham, quien, al igual que Mayans, era aspirante a la candidatura priísta a la quinta Grijalva.
Fuentes que participaron en esas reuniones confiaron al reportero que los datos que reventaba el entonces legislador perredista salían de la Secretaría de Gobierno; como correo actuaba la priísta Lorena Beauregard de los Santos.
2) En 2009, cuando José Ramiro López Obrador, a la sazón dirigente estatal del PRD, ya había dado su anuencia para que el candidato a la alcaldía de Centro fuese Humberto de los Santos Bertruy, de forma «misteriosa» llegó un audio a la misma estación de radio, en el que se oía a un funcionario del ayuntamiento presidido por Evaristo Hernández Cruz confesar que desde el gobierno municipal se apoyaba económicamente al dirigente perredista Juan Manuel Fócil, quien apoyaba a De los Santos.
¿Quién si no la dependencia cuyo titular era Humberto Mayans tenía los recursos técnicos para interceptar conversaciones telefónicas de políticos y funcionarios?
Para terminar de hundir a De los Santos Bertruy, el cuñado de Mayans fue a su noticiero radiofónico favorito a «exhibir» una «encuesta» en la que él aparecía a la cabeza, pero declinaba por Fernando Mayans, quien finalmente, con el apoyo de los López, logró la nominación, aunque perdió con el priísta Jesús Alí de la Torre.
3) Hay constancia de que Fernando Mayans también hace equipo con Adán López. Acaso por eso el hermano de Humberto fue a una estación de radio, un par de días antes de los cambios ordenados por el gobernador Arturo Núñez, a manifestarse en contra de la salida de Raúl Ojeda de la Secretaría de Gobierno.
En la misma entrevista a modo, el senador perredista le reprochó a AMLO, a quien, sin embargo, dijo que apoyará en 2018, que haya permitido el ingreso a Morena del ex priísta Evaristo Hernández Cruz.
¿No será que Adán tiene miedo que Evaristo le quite la candidatura dentro de dos años y medio y por eso el hermano de su cuñado Humberto ha cuestionado al ex priísta? ¿Por qué el gastroenterólogo que es senador no quería que Gustavo Rosario supliera a su primo Raúl Ojeda?