Peña, igual que Calderón; que le va ganando al narco, aunque no se note

Percepción Política

*Juan Manuel Magaña

Ahora Peña afirma que «se neutralizó ya a 100 de los 122 delincuentes de mayor peligrosidad», pero la violencia en el país nomás no para y la cuenta de los muertos en este sexenio ya va arriba de los 50 mil.
El presidente estuvo en una de las zonas fronterizas del país -Piedras Negras, Coahuila- donde la delincuencia organizada se ha manifestado con especial violencia, y ahí habló de la determinación del Estado mexicano de no dar paso atrás en el prioritario objetivo de darle seguridad y tranquilidad a las familias mexicanas.
A la Calderón, sostuvo que su gobierno ha actuado con determinación para dar golpes estratégicos y debilitar la estructura de las organizaciones criminales que más daño hacen a los mexicanos. Por eso, dijo, ha neutralizado a 100 de los 122 delincuentes de mayor peligrosidad y más buscados.
Peña habló cuando todavía está fresca la tinta en los periódicos que dieron cuenta que «La violencia es imparable y que entre el sábado y domingo pasados fueron asesinadas unas 45 personas en diferentes estados del país».
Quizá por eso Peña Nieto tuvo que aceptar que aún tenemos importantes retos que superar en algunas zonas específicas, y para ello se dispone del “respaldo institucional’’ de las fuerzas armadas.
Coahuila misma se ubica como la entidad número 11 en incidencia delictiva. Apenas la semana pasada el INEGI dio a conocer los resultados de su Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, en la que la gente se le preguntó si se siente segura en la ciudad donde vives. La respuesta fue en sentido negativo en 70 por ciento de los mexicanos de 18 años y más, que consideraron que vivir en su entorno es peligroso.
La ciudades que dan pánico son Acapulco y Chilpancingo, en Guerrero; la Ciudad de México y la vecina Toluca; Coatzacoalcos, en Veracruz, y Villahermosa, en Tabasco.
De acuerdo con el INEGI, la sensación de temor al delito se genera por factores como presenciar conductas delictivas (robo, violencia, drogas, alcohol) y antisociales (peleas, conflictos, alteración del orden) que ocurren en el entorno, así como el pobre desempeño de la policía. Y ni más ni menos que el 61.9 por ciento de la población ha presenciado robos o asaltos.
Se da cuenta de que donde los ciudadanos se sienten más expuestos es en la calle. Utilizar un cajero automático en la vía pública infunde temor a 78.6 por ciento de los encuestados.
Pero aléguenle a Peña que dice que la guerra contra el narcotráfico, él, como Calderón, también la va ganando… aunque no se note!