Socorro Meza denuncia daño que genera maíz transgénico

CIUDAD DE MÉXICO, 07 de julio, (MOMENTO INFORMATIVO / CÍRCULO DIGITAL).- La diputada socorro Meza Martínez solicitó la intervención de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para evitar la utilización del maíz transgénico en la alimentación del pueblo, así como en la producción de productos comestibles.

La presidenta de la Comisión de Abasto y Distribución de Alimentos en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), presentó ante el pleno de la Diputación Permanente una propuesta con punto de acuerdo en el que exhorta a las dependencias federales considerar los elementos tanto científicos como las afectaciones sociales a la alimentación del pueblo de México y al posible impacto negativo a los pequeños productores.

Meza Martínez pidió suspender el otorgamiento de permisos para el cultivo y/o producción de semillas de maíz transgénico, además exhortó al Constituyente de la Ciudad de México a integrar en la Constitución el derecho a la alimentación libre de transgénicos, tomando en cuenta la naturaleza antropológica, arqueológica y cultural del preciado grano.

El maíz, añadió la diputada, es el grano más importante con el que se alimentan los mexicanos, su origen data de entre 5 y 10 mil años de antigüedad, por lo que es fundamental mantener el arraigo de los mexicanos al maíz, parte esencial en la cultura y alimentación.

Entre 1998 y 2008, el 80 por ciento de la producción de maíz se concentró en 10 países: Estados Unidos, con 40%; China, con 20%; Brasil, con 6%; México, con 3%, en la cuarta posición de producción mundial.

Los otros países son Argentina, Francia, India, Indonesia, Italia y Sudáfrica, que en conjunto produjeron el 11% del volumen producido de maíz, concluyó Socorro Meza.

La propuesta con punto de acuerdo fue aprobada por la mayoría de los legisladores, quienes consideraron un tema relevante para preservar las tradiciones y apoyar a los pequeños productores.