Canadá apoya acuerdo comercial con UE pese a salida de Reino Unido

CIUDAD DE MÉXICO, 07 de julio, (ESFERA EMPRESARIAL / CÍRCULO DIGITAL).- A pesar de la salida de Reino Unido del bloque europeo, Canadá quiere seguir adelante con el Tratado de Libre Comercio con el Unión Europea, conocido como CETA, por sus siglas en inglés.

Reino Unido, con más de 60 millones de habitantes, representa el 20 por ciento del impacto económico anual de la Unión Europea (UE), que implica un acceso a 500 millones de consumidores.

La salida del Reino Unido de la mancomunidad se dio cuando Canadá y la Unión Europea habían alcanzado, tras siete años de negociaciones, un acuerdo comercial que incluía a Gran Bretaña.

Sin embargo, según lo han manifestado funcionarios de alto nivel, ni Ottawa ni Bruselas quieren renegociar lo alcanzado, pues temen que al entrar en ajustes por la salida británica de la UE se ponga en riesgo la implementación del CETA.

“Si comenzamos a renegociar algunos números o algunas áreas del tratado corremos el riesgo de que todo el acuerdo se desmorone”, afirmaron oficiales del Ministerio de Comercio Internacional de Canadá.

Esta semana la Comisión Europea señaló que se tratará de un acuerdo “mixto”, donde el CETA deberá ser ratificado por los 28 parlamentos del grupo europeo, además del Consejo Europeo y la Eurocámara.

El CETA eliminaría tarifas arancelarias en decenas de miles de productos, cubriendo más del 95 por ciento de lo que Canadá actualmente exporta a Europa. Para las ensambladoras automotrices y los productores de carne en Canadá, el tratado les significará un fácil acceso a los mercados europeos.

Como parte de este acuerdo, en vías de ser ratificado, Canadá permitirá la importación libre de arancel a 16 mil 800 toneladas de queso europeo.

La posible entrada de estos productos lácteos ha despertado la preocupación entre los ganaderos canadienses, quienes buscarán una compensación tributaria.

“En estos momentos no estamos pidiendo una renegociación de un acuerdo que todavía no está firmado, pero sí una compensación”, afirmó Isabelle Bouchard, vocera de la asociación de Productores de Leche de Canadá.

Las autoridades canadienses de Comercio Internacional destacan que el acuerdo comercial con la Unión Europea es uno de los más importantes que el país haya alcanzado desde la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994.

Una de las diferencias de alcance entre el CETA y el TLACN es que las compañías europeas pueden participar en licitaciones de proyectos del gobierno canadiense y viceversa.