Jóvenes ‘dreamers’ demantelarán discurso xenófobo de algunos segmentos en EU: Gil Zuarth

▪ Se reunieron senadores con destacados mexicanos estudiantes en EU dreamers

▪ Son ustedes las historias que pueden cambiar la percepción que de nuestro país y de los mexicanos se tiene en muchos segmentos de la sociedad norteamericana: Gil Zuarth

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de junio, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El mayor desafío que hoy tenemos quienes ostentamos un cargo de representación pública es crear instituciones de Estado que brinden espacios y oportunidades para que la gente, la sociedad y las personas puedan tener una condición de vida digna, en libertad y con prosperidad, aseguró el presidente del Senado mexicano, Roberto Gil Zuarth.

Durante una reunión de trabajo con un grupo de jóvenes mexicanos estudiantes en Estados Unidos, conocidos como dreamers, el senador Gil Zuarth reconoció que en México ha hecho falta generar oportunidades para los jóvenes y las familias, pero es justamente en lo que hoy se trabaja.

Gil Zuarth comentó que en la Unión Americana hay aproximadamente 2.1 millones de mexicanos que llegaron a Estados Unidos siendo niños; “de un total de 11 millones de indocumentados, 6.5 millones tienen origen mexicano”.

“Ustedes son las historias que van a permitir desmantelar ese discurso que ve en los mexicanos una amenaza y no una contribución. Son ustedes las historias que pueden cambiar la percepción que de nuestro país y de los mexicanos se tiene en muchos segmentos de la sociedad norteamericana”, les dijo al grupo de jóvenes que mexicanos que migraron con sus familias y hoy estudian y trabajan en Estados Unidos.

El presidente del Senado aseguró que desde la Cámara alta existe mucha preocupación sobre el estatus legal de los connacionales y “el endurecimiento del tono contra la migración mexicana en el contexto de la campaña electoral de los Estados Unidos; el surgimiento de este discurso de odio, este discurso xenófobo, este discurso contra la migración, contra la armonía en nuestras sociedades, contra lo que significa el sentido y la pertenencia mexicana en Estados Unidos y la aportación al desarrollo de los Estados Unidos”, dijo.

Gil Zuarth escuchar las demandas de los jóvenes y abrir un cauce de diálogo, de presencia por parte del Senado de la República en lo que es su lucha política, pero también la lucha por tener una mejor condición de vida hacia el futuro.

A nombre del grupo de estudiantes mexicanos en Estados Unidos, Geovani Rosas comentó que muchos de sus compañeros radican en estados como Texas, Washington State y Virginia y que su lucha por los derechos e igualdad se extiende de Texas a Illinois; de California a Florida y de Washington State a Washington DC.

“Estamos luchando muy fuerte en Estados Unidos para tener igualdad, para llegar a tener esa reforma migratoria que nos va a beneficiar”, dijo.

En su oportunidad, el senador Juan Carlos Romero Hicks, presidente de la Comisión de Educación, aseguró que uno de los grandes retos que “lamentablemente la clase política no está diseñando en este momento tiene que ver con la construcción de una región de América del Norte” sólida, con la participación de liderazgos gubernamentales, empresariales y académicos.

Comentó que también existen muchos retos desde el punto de vista cívico, como el voto de los mexicanos en el exterior, hay un padrón que no se ha venido atendiendo en números muy significativos, aunque se hizo una modificación legal para que puedan votar para Presidente de la República.

La senadora Martha Palafox Gutiérrez, del Grupo Parlamentario del PT, comentó que la compleja situación migratoria en Estados Unidos “nos exhorta a los senadores a contribuir en la búsqueda de soluciones concretas, que puedan coadyuvar a resolver sus demandas, sobre todo de libertad”.

Dijo que el 59 por ciento de la población migrante de Estados Unidos es de origen mexicano, existen más de 11 millones de habitantes indocumentados y “nos resultan alarmantes las estadísticas que nos dicen que son dos millones de niños menores de 14 años que ingresaron de forma ilegal a ese país”.

Habló sobre el fallo de la Corte de Estados Unidos en materia migratoria, que deja en la indefensión a millones de indocumentados porque no podrán gozar de la protección local que ofreció el Presidente Barack Obama. Dicha decisión –agregó– generó “desencanto, ira y temor en las comunidades inmigrantes”.

La senadora explico que la Suprema Corte de Estados Unidos dejó en vigor la decisión de congelar las medidas impulsadas por el presidente Obama, por orden ejecutiva, en noviembre de 2014, para otorgar una legalidad temporal a padres de ciudadanos o residentes legales que ingresaron como menores de edad.