Pide Leonel Luna que en la constitución de la CDMX, no haya regresividad en los derechos de la comunidad LGBTTTI

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de junio, (LILIANA ISLAS / MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).- El presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Leonel Luna Estrada, solicitó al grupo redactor del proyecto de Constitución de la Ciudad de México y a los legisladores de la entrante Asamblea Constituyente que no haya regresividad y se respeten los derechos y libertades alcanzados por la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Travesti, Transgénero, Transexual e Intersexual (LGBTTTI) en esta capital.

Señaló que hoy la Ciudad de México está en la lista de las 35 ciudades amigables con la población LGBTTTI en el mundo, ya que se ha caracterizado por ser una capital progresista y liberal a nivel nacional e internacional, al reconocer, proteger y garantizar los derechos humanos de los distintos grupos sociales.
En el marco de la Marcha del Orgullo Gay el también Coordinador del GPPRD en la ALDF, pidió a las y los diputados de la Asamblea Constituyente que incluyan y fortalezcan los avances logrados a favor de este grupo social y que no caigan en tentaciones discriminatorias que vulneren los derechos humanos de esta comunidad.
Luna Estrada destacó que los grupos parlamentarios representados en la ALDF trabajarán en la elaboración de las leyes secundarias y garantizarán los derechos e inclusión de la comunidad LGBTTTI, pero sobre todo insistirán en fortalecer e impulsar reformas que eviten cualquier tipo de discriminación.
“Nuestra ciudad tiene y seguirá teniendo una actitud de respeto e inclusión social, y será en nuestra Constitución en donde podremos plasmar estos principios básicos de convivencia y de respeto a la integridad y dignidad de las personas”, indicó.
Entre los derechos alcanzados por la comunidad LGBTTTI en la Ciudad de México e impulsados por la ALDF están la unión de dos personas del mismo sexo y la posibilidad de adoptar, tener acceso a créditos de vivienda conjuntos, así como a casi  todos los beneficios de las parejas convencionales; además de las reformas para prevenir y eliminar la discriminación, la norma que tipifica los crímenes de odio por homofobia y la aprobación de la Ley de Identidad de Género, entre otros.