Denuncia diputada de Morena a Elizabeth Mateos, por guerra sucia ejercida en su contra

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de junio, (LILIANA ISLAS / MENSAJE POLÍTICO  / CÍRCULO DIGITAL).- Minerva Citlalli Hernández, diputada por Morena presentó una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) por conductas delictivas en el ámbito político-electoral, así como contra quien resulte responsable por presunta campaña de desprestigio ejercida en su contra.

Al respecto, detalló que desde el pasado mes de febrero, se le señaló como responsable de tener en su equipo de trabajo a Héctor Miranda Ochoa y Rafael Vargas, acusados del  asesinato de un niño en la delegación Iztacalco, versiones que desmintió en su momento ante los medios de comunicación “y se invitó a quienes la señalaron a presentar las denuncias correspondientes, situación que hasta el momento no han realizado”.  
Hernández Mora acusó que durante el periodo de campaña para la elección de la Asamblea Constituyente y durante la jornada electoral del domingo 5 de junio, se repartieron 500 periódicos y 400 volantes, aproximadamente, en donde se le señala como cómplice y un peligro para los habitantes de la demarcación Iztacalco.
Las pruebas que tiene, indicó, consisten en mensajes vía celular que le hicieron llegar el pasado 21 de mayo con la siguiente leyenda: “Aviso a la comunidad de Iztacalco: Se informa que el Señor Héctor Miranda Ochoa, asesor y dirigente de MORENA asesinó a un menor de 9 años al entrar drogado para robar su casa. Ése asesino esta librey es protegido por Morena (sic)”.
Incluso, dijo que cuenta con un audio de una reunión llevada a cabo el pasado 26 de mayo en el Salón de los Espejos, ubicado en la colonia Coyuya, en donde la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Elizabeth Mateos Hernández la señala como cómplice del delito cometido por Héctor Miranda Ochoa.
Citlalli Hernández condenó que se utilice un crimen lamentable de esta manera  para denostar “a quienes consideran adversarios”. 
Insistió en responsabilizar con pruebas a Elizabeth Mateos Hernández y al PRD de esta guerra sucia.
“Ni nos amedrenta, ni nos preocupan las acciones lamentables de campaña y la forma en que un partido político pretende ganar una elección porque la ciudadanía es inteligente, consciente y está informada.  Estos hechos lo único que demuestran es que estamos frente a la desesperación de un PRD moribundo”, concluyó.