Declara exministro argentino que quiso esconder 8.9 mdd en convento

BUENOS AIRES, 16 de junio, (MOMENTO INFORMATIVO / CÍRCULO DIGITAL).- El exsecretario de Obras Públicas de Argentina, José López, armó hoy un escándalo en los tribunales antes de declarar por primera vez ante la justicia desde que fue detenido mientras trataba de esconder 8.9 millones de dólares en un convento.

El exfuncionario trató de evitar la comparecencia ante el juez Daniel Rafecas, ya que gritaba y se golpeaba la cabeza en las paredes con la intención de que se le diagnosticara un desequilibrio siquiátrico.

Luego de ser revisado por personal médico especializado, se le declaró apto para declarar, por lo que no tuvo más remedio que sentarse ante Rafecas, quien lo imputa por presunto enriquecimiento ilícito.

La víspera, la abogada de López, Fernanda Herrero, aseguró que su cliente padecía ataques de pánico, alucinaciones y escuchaba voces, pero después de un control hospitalario se descartó que no estuviera en condiciones de enfrentar el proceso judicial en su contra.

López fue detenido la madrugada del martes mientras intentaba esconder 8.9 millones de dólares, 153 mil euros, 425 yuanes, seis relojes y armas en un convento ubicado en una localidad de la provincia de Buenos Aires y del que era asiduo visitante.

El caso desató una conmoción política porque demostró de manera cruda la corrupción que predominó durante los gobiernos del fallecido expresidente Néstor Kirchner y de su esposa y sucesora, Cristina Fernández, (2003-2015).

López fue funcionario durante los 12 años y medio de gobiernos kirchneristas y uno de los personajes más cercanos a Julio de Vido, el ministro que manejó las multimillonarias obras públicas y que también ya está procesado, aunque todavía protegido por su fuero como diputado.

Como parte de la investigación que comenzó luego de ser detenido, se allanaron sus propiedades y se comenzó una auditoría sobre sus declaraciones patrimonales, además de que todos sus bienes quedaron inhibidos.