Zonas Económicas Especiales podrían ser una gran decepción en Chiapas: Zoé Robledo

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de junio, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El senador Zoé Robledo exhortó al Ejecutivo Federal a ampliar el programa de reactivación económica y desarrollo productivo de la Zona Económica Especial de Puerto Chiapas a hasta las regiones del Soconusco, del Itsmo-Costa y de Sierra Mariscal.

Al presentar un punto de acuerdo a la Comisión Permanente, el legislador del Grupo Parlamentario del PRD afirmó que el estado de Chiapas ya lleva muchos años teniendo una situación totalmente diferente al del resto del país.

“Lo que está creciendo en Chiapas es la pobreza, el malestar social, y esto es signo de lo que ocurre en todo el país, pero que sin duda termina agravándose en el estado más lejano y a la vez el que tiene más marginación”, dijo.

El chiapaneco sostuvo que en todo el país está fallando la política social, pero además en su estado la política económica no tiene un rostro humano que se reflejen los indicadores macroeconómicos en las mesas y en los bolsillos de la gente.

“Las zonas económicas estratégicas en que apenas la semana pasada se promulgó su ley, pueden convertirse en Chiapas en una enorme desilusión a partir de la enorme expectativa que se ha generado y las posibilidades de que en Chiapas tengan un despliegue muy limitado”, agregó.

En ese sentido, lamentó que no se haya considerado a Chiapas en los programas de reactivación económica y desarrollo productivo de los estados petroleros como Campeche y de Tabasco, siendo que forma parte de esa misma cuenca petrolera.

“Se dirá que la economía de Chiapas no está petrolizada, pero toda la economía del norte de Chiapas sí lo está, vaya que lo está, y tiene una equivalencia en términos de población y en términos de territorio, exactamente igual a los de otros dos estados que he mencionado”, agregó.

Zoé Robledo reconoció que las zonas económicas son una buena medida no solamente para la inversión, para la atracción de inversiones, sino para combatir los problemas de la desigualdad.

Sin embargo, “para Chiapas le estamos proponiendo un lunar, un pequeño espacio de prosperidad, rodeada de miseria, rodeado de inseguridad; eso no me parece que pueda ser pertinente, y que podemos estar en el riesgo de una buena medida tomarla solamente como la solución para la inversión de los extranjeros y de los nacionales”.

Aseveró que si las inversiones que llegarán con la reforma de zonas económicas no significan mayor desarrollo, mejores empleos, mayor inversión pública y prosperidad para los chiapanecos, ocurrirá lo mismo que en 1957 con el desarrollo hidroeléctrico del país a partir de la inundación de 90 mil hectáreas en Chiapas.

“Pues nos vamos a quedar con las ganas, nos vamos a ver, a quedar otra vez viendo cómo la riqueza y el desarrollo es para alguien más, pero no para los chiapanecos”, dijo.

Por eso, concluyó, se requieren acciones urgentes desde la Federación, el programa de reactivación económica para estados petroleros y una nueva forma de entender la frontera sur del país.